Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

CDC quiere peatonalizar las calles del Mercat de Tarragona

El entorno del equipamiento cuenta con unos quinientos establecimientos comerciales y viven unas 5.000 personas

Redacción

Whatsapp
Imagen virtual del aspecto que ofrecería la calle Fortuny, que se destinaría principalmente a los peatones. Foto: DT

Imagen virtual del aspecto que ofrecería la calle Fortuny, que se destinaría principalmente a los peatones. Foto: DT

El grupo municipal de Convergència Democràtica de Catalunya (CDC) en el Ayuntamiento de Tarragona apuesta por convertir en zona peatonal todas las calles que rodean el Mercat Central, una propuesta que ya se incorporaba en el programa electoral y que ahora se convierte en moción con el objetivo de que se haga realidad.

Se trata de la denominada Illla Corsini, un área de cerca de 110.000 metros cuadrados que tiene el mercado en el epicentro y que está delimitada por la Rambla Nova, las calles Unió y Gasòmetre y las avenidas Prat de la Riba y Ramón y Cajal.

«Esta isla concentra más de 500 establecimientos comerciales y de restauración que emplean a miles de personas», destacó el portavoz soberanista, Albert Abelló, que ha manifestado que «el entorno del Mercat Central es tan o más importante que el equipamiento en sí», y recordó que en la zona viven más de 5.000 personas.

«Muchas de las calles que rodean el Mercat Central son vías con aceras estrechas y con una gran densidad de tráfico, poco atractivas y poco amables para los vecinos y visitantes», afirmó Abelló, que apuesta por «poner fin al deterioro de esta zona del centro de la ciudad».

El portavoz de CDC manifestó que «para recuperar y volver a dar vida a esta importante área es necesario que la zona peatonal que se instaure en las calles que están justo al lado del Mercado Central se extienda a toda la isla», ya que «el objetivo es que el espacio público, actualmente mayoritariamente para vehículos, se libere para que el ciudadano sea el actor principal de esta gran área comercial», señaló Abelló.

El portavoz convergente destacó que el proyecto «hay que consensuarlo con los vecinos de la zona» y recordó que en esta parte de Tarragona «hay una gran carencia de equipamientos» y que convertir las calles que rodean el Mercat en zona peatonal «posibilitará la creación de espacios de uso comunitario como pueden ser parques infantiles y la instalación de mobiliario urbano que actualmente es casi inexistente», manifestó Abelló.

La moción propone convertir en zona peatonal (totalmente libre de vehículos) las calles Cardenal Cervantes, Lleida, Cobos, Canyelles, Reding (en el tramo entre la Avenida Ramón y Cajal y la calle Cristóbal Colón) y Fortuny (en el tramo entre la Rambla Nova y la calle Reding). Y por otro lado, semipeatonalizar las calles Cristóbal Colón, Soler, Reding (en el tramo entre las calles Soler y Unión) y Fortuny (en el tramo entre las calles Gasòmetre y Reding).

«Todas estas calles deben gozar de una plataforma única eliminando todas las barreras arquitectónicas», apuntó el portavoz soberanista.

Abelló explicó que hay que considerar el acceso (aunque limitado) de los vehículos de los residentes, así como también hay que tener muy en cuenta el acceso de los vehículos de emergencia. También hay que establecer horarios y espacios específicos para los vehículos de mercancías y de recogida de basuras. Por otra parte, en cuanto al parking subterráneo del Mercat Central, la entrada se establecería por la calle Canyelles y, la salida, por la Plaça Ponent.

 

Temas

  • TARRAGONA

Comentarios

Lea También