Encuentran el cuerpo de una persona en un yate de la familia real saudí en Tarragona

La Guardia Civil investiga la muerte de un miembro de la tripulación del Prince Abdulaziz, yate construido en 1984 en Dinamarca y que durante 22 años fue el más grande del mundo. Está atracado en la Marina Port Tarraco

Jordi Cabré

Whatsapp
Imagen de un coche de la Benemérita enfrente del yate en el Marina Port Tàrraco. FOTO: DT

Imagen de un coche de la Benemérita enfrente del yate en el Marina Port Tàrraco. FOTO: DT

Esta mañana de viernes, la Guardia Civil ha recibido la alerta de una persona muerta en el interior del yate Prince Abdulaziz, embarcación de lujo que pertenece desde hace 36 años a la familia real saudí.

Los agentes de la Benemérita han llegado al lugar acompañados por un coche de la funeraria y el juez que ha ordenado el levantamiento del cadáver. Según las primeras informaciones, se trata de un hombre de nacionalidad griega de 57 años, aunque aún habrá que esperar a la autopsia para determinar las causas del fallecimiento. Algunas fuentes apuntan a un accidente, auqnue la investigación sigue abierta.

Fuentes conocedoras del tema señalan que el cadáver sería de una persona relacionada con la dirección de la tripulación y que aparentemente no había signos de violencia.

El yate lleva meses atracado en Maria Port Tàrraco y participaba en los meses de confinamiento en los aplausos a los médicos y personal que luchaba contra el Covid-19. su potente sirena se activaba a las 20 horas y en El Serrallo retumbaba el ruido que producía. 

El Prince Abdulazizl fue construido en un astillero danés. Se calcula que el Rey Fahd pagó cerca de 184 millones de dólares, una cifra descomunal para 1984, por el yate privado más grande del siglo XX.

En 2005 lo heredó su hijo Abdul Aziz bin Fahd Al Saud, que lo remodeló. La ficha técnica de este superyate impresiona: además de sus 147 metros de eslora, tiene 18,3 metros de manga y un desplazamiento de 7.363 toneladas. Pese a su volumen y peso, es capaz de alcanzar una velocidad máxima de 22 nudos (18 de velocidad de crucero) y puede navegar sin repostar durante 5.000 millas, es decir, que puede cruzar sin problemas el océano Atlántico. Cuando el yate de las mil y una noches está Arabia Saudí, atraca junto al Palacio Real.

Temas

Comentarios

Lea También