Más de Tarragona

Caos circulatorio a la salida del colegio La Salle

Quienes van en coche necesitan más de media hora para salir tras la eliminación de un carril de la calle. El Ayuntamiento lo suprimió para evitar las colas que antes había a la entrada

NORIÁN MUÑOZ

Whatsapp
Momento de la salida de la escuela ayer por la tarde. FOTO: FABIÁN ACIDRES PONS

Momento de la salida de la escuela ayer por la tarde. FOTO: FABIÁN ACIDRES PONS

«Apenas llevamos cuatro días de clases y ya estamos desesperados... Ayer tardé 35 minutos en salir del colegio por el embudo que se formó», explica Almudena, madre de una alumna de primaria de La Salle Tarragona. Se refiere a las colas que se han comenzado a reproducir cada tarde desde que comenzó este curso escolar con la eliminación de uno de los dos carriles de bajada de la calle Marcel·li Domingo (donde está la única entrada en coche de la escuela) hacia la avenida Països Catalans.

Desde el Ampa de la escuela explican que desde el año pasado ya había problemas a la hora de abandonar el centro. «Había unos quince minutos que ya teníamos asumidos, pero con la eliminación del carril se han convertido en treinta o cuarenta».

Les preocupa, aseguran, que próximamente podría haber más problemas, cuando las dependencias cercanas de la URV recuperen la actividad habitual, ya que la salida del aparcamiento va a dar a la misma calle. Además, apuntan, justo al lado está el Institut Comte de Rius.

La directora de la escuela, Alícia Fernández, señala que ya han hecho llegar las quejas al Ayuntamiento de Tarragona. «Entendemos que estas decisiones se toman para mejorar, pero no ha sido así. Nos hemos encontrado retenciones tremendas y esperamos que encuentren una solución para todos los vecinos, pero también para nuestros padres, porque es una pérdida de tiempo importante».

Y es que, como advierte una madre, vista la dificultad para salir, algunos padres optan por salir con los niños «a la carrera para no quedarse atrapados y otros aparcan como pueden en Països Catalans porque si no los que tienen actividades extraescolares no llegan... Y entonces el problema se traslada a los vecinos».

Desde el Ampa, por su parte, también han informado de la situación al Institut Municipal d’Educació, IMET, que les ha indicado que ayudarán a buscar una solución.

Antes el problema era la entrada

Consultados respecto a la motivación para eliminar el carril en la calle Marcel·li Domingo, fuentes del Departament de Mobilitat del Ayuntamiento de Tarragona señalan que «hace dos o tres años que hay muchos problemas en la entrada que exigían una actuación que, acordada con la Guàrdia Urbana, hemos implantado este verano. Ahora hemos observado que los problemas se han invertido y están a a salida. Como todo en la vida, y más en materia de tráfico, hay que encontrar un punto de equilibrio. Llevamos toda la semana trabajando con el ciclo del semáforo y pensamos que la situación, sin ser óptima, ha mejorado».

Señalan, no obstante, que harán seguimiento de la situación y «en todo caso se afinarán los cambios que hagan falta hasta encontrar este punto de equilibrio».

Temas

Comentarios

Lea También