Más de Tarragona

Cristina Guzmán:«Faltan agentes para la policía de proximidad»

Entrevista a la Concejala de Seguretat Ciutadana. «En verano, el dispositivo a pie de calle se podrá llevar a cabo gracias a las horas extras del personal. En octubre llegarán quince nuevos profesionales»

CARLA POMEROL

Whatsapp
Cristina Guzmán, en la sala de control de cámaras de videovigilancia, en la comisaría de la Guàrdia Urbana. FOTO: PERE FERRÉ

Cristina Guzmán, en la sala de control de cámaras de videovigilancia, en la comisaría de la Guàrdia Urbana. FOTO: PERE FERRÉ

La inseguridad está siendo, en los últimos meses, la principal preocupación de los tarraconenses. En casi todos los rincones de la ciudad hay vecinos que se quejan de robos, de botellones, de infracciones con patinetes, etc. Para poner freno a esta situación, el gobierno municipal puso en marcha un dispositivo conjunto de Mossos y Urbana. El concejal que activó la iniciativa fue Manel Castaño (ERC), quien, fruto del pacto de gobierno del pasado junio, ha sido sustituido por Cristina Guzmán (JxTGN). Conozcámosla un poco más.

Guzmán nació en Tarragona hace 39 años. Creció en el barrio de Sant Salvador, donde acabó siendo presidenta de la asociación de vecinos. Licenciada en Criminología, su trayectoria profesional se centra en el cuerpo de los Mossos d’Esquadra. A modo de apunte, Guzmán formó parte de los fura Ciutat Vella, convirtiéndose en una de las mujeres policía con más detenidos a sus espaldas. Guzmán llegó al Ayuntamiento en el 2015 de la mano de Albert Abelló. En junio de este año entraba a formar parte del gobierno municipal, capitaneando la Guàrdia Urbana y Protecció Civil.

¿Continúan celebrándose botellones en Tarragona?

Sí, ya es una tradición. Lo cierto es que hemos ido controlando y reduciendo los espacios donde se concentraban los jóvenes para consumir alcohol. Ahora, prácticamente se juntan solo en la Platja de l’Arrabassada, donde no molestan a nadie y, sobre la una, ya se dispersan.

¿Cuántas denuncias ha interpuesto la Guàrdia Urbana por consumo de alcohol en la vía pública desde el principio de esta pandemia?

Hemos realizado 188 actuaciones. Ahora, con el toque de queda, también intervenimos en fiestas en domicilios. Los vecinos nos llaman porque les molesta el ruido y la música. Hemos actuado en 144 viviendas.

¿Y los bares, respetan las medidas?

Sí, mayoritariamente sí. Desde el inicio de la pandemia se han sancionado unos 60 establecimientos por no respetar el horario.

La Urbana es un cuerpo policial que le cuesta sancionar...

Cierto. Al final lo que queremos conseguir es una policía de proximidad. No queremos que la gente nos tenga miedo, sino que entienda el motivo de nuestras actuaciones. Para conscienciar a la población hay dos maneras: razonando o denunciando. Optamos por la primera y, si no nos hacen caso, vamos a por la segunda.

Cambiamos de tema. Vamos con los patinetes. ¿Su llegada ha cambiado la manera de funcionar de la ciudad y ha supuesto un aumento de trabajo para los agentes?

Sí, claro. Pasó algo parecido, salvando las distancias, en Barcelona, cuando llegó el bicing. Debemos aprender a convivir con el patinete. Ha venido para quedarse y más vale que nos acostumbremos.

¿Hay agentes dedicados únicamente a controlar los patinetes?

Todos los agentes que salen a la calle tienen la premisa de controlar los vehículos de movilidad personal.

¿Cuántas sanciones se han puesto relacionadas con el mal uso de los patinetes?

856 desde su llegada.

"Ha habido un problema técnico con la cámara del dron. Por eso todavía no ha podido entrar en funcionamiento en busca de vertederos"

¿Faltan agentes en la Guàrdia Urbana?

Sí. Durante mucho tiempo no se han sacado las plazas necesarias. Y lo peor de todo, no existen las plazas de mandos. Faltan figuras como la de intendente, la de inspector o subinspector. Para hacerse una idea del drama, hay más de cuatro sargentos interinos...

¿Le ha sorprendido la situación del cuerpo?

Sí. Sabía que faltaban, pero, cuando he querido hacer la planificación, me he encontrado muchos obstáculos en este sentido. Por ejemplo, quiero desplegar la policía de proximidad, y no puedo.

¿La falta de agentes implica falta de seguridad?

Implica no poder dar el servicio que nos gustaría. Queremos estar a pie de calle, hablando con vecinos y comerciantes que, al fin y al cabo son los que nos facilitan en trabajo.

"Si la gente sale a la calle y se siente insegura y con miedo, es porque alguna cosa no va bien. Debemos analizarlo y dar respuesta"

¿Hay solución para todo esto?

Claro. De momento, la policía de proximidad la podemos mantener con las horas extras de los agentes. En octubre llegarán quince agentes que ahora están en la academia y ocho que se encuentran en una oposición de movilidad. Con estos veintipico policías podremos reforzar el plan integral de distritos.

¿Se replanteará este dispositivo conjunto?

No, solo lo reforzaremos porque para algunas zonas no es suficiente, como es el caso de la Part Alta y de los barrios de Ponent. Por x motivo son puntos conflictivos, que deben tratarse de manera especial.

Antes de su llegada, el gobierno municipal insistía en qué la inseguridad era una percepción de los vecinos. ¿Opina igual usted?

Cuando la gente sale a la calle y se siente insegura y tiene miedo es porque alguna cosa no va bien. Sea como sea, las percepciones son muy importantes y deben analizarse y dar respuesta con las herramientas que se tengan. Ya sea con cámaras de videovigilancia, con policía de proximidad o con cursos de autoprotección.

¿Las cámaras en la Part Alta pueden ser una solución?

Creemos que sí. Estos dispositivos no reducen los hechos delictivos, pero desplazan el delito y aumentan la percepción de seguridad entre los vecinos.

¿Cuántas reuniones se han llevado a cabo con la Generalitat para abordar el tema de los menores extutelados?

Ninguna. Nos hemos emplazado para vernos en septiembre.

¿Se ha detenido el autor del apuñalamiento del pasado junio en la calle de En Salines?

No me consta.

¿Cuántas denuncias se han interpuesto gracias al dron que se presento en marzo?

Ninguna. Se utiliza para hacer prácticas de vuelo. Ha habido un problema técnico con la cámara del dispositivo. Y ahora, recientemente, hemos actualizado el software. Estamos trabajando en ello.

¿Considera que se ha mejorado el sistema de comunicación con los vecinos en caso de emergencia química, después de la explosión de Iqoxe?

Ha empezado a mejorarse desde el 1 de julio con el nuevo Plaseqta. Cuando se instalen los sensores y sirenas será un paso más. No obstante, la clave es el sistema de comunicación por SMS. Estamos a la espera de que el Estado acelere la transposición de la directiva europea que regule el servicio. Es una vergüenza que aún estemos así con lo que pasó en enero de 2020...

¿Y el Ayuntamiento, ha hecho los deberes?

Hemos trabajado para acoger el Plaseqta y, ahora, estamos inmersos en un plan de comunicación interna, fruto del estudio que llevó a cabo la Universitat Rovira i Virgili. Justo en estos momentos estamos hablando con la Generalitat para no duplicar tareas, para coordinarnos.

Temas

Comentarios

Lea También