Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Desarticuladas dos bandas tras dos robos violentos en Llevant

Los dos asaltos fueron cometidos en 15 minutos en dos chalets. El rastreo de los móviles sustraídos ha permitido la detención 30 personas en Castelló y Madrid por 37 delitos

Àngel Juanpere

Whatsapp
Almacén de Madrid, donde se ha hallado gran cantidad de productos robados en camiones. FOTO: DT

Almacén de Madrid, donde se ha hallado gran cantidad de productos robados en camiones. FOTO: DT

Dos teléfonos móviles sustraídos la misma noche durante dos asaltos violentos en dos chalets de la zona de Llevant de Tarragona ha permitido la desarticulación de dos bandas organizadas: una, con sede en Castelló, se dedicaba a robos violentos en domicilios de toda España, mientras que la otra estaba asentada en Madrid y su objetivo era robar los productos ‘gourmet’ y electrodomésticos de camiones estacionados en aquella provincia. En este último caso, el pasado martes fueron detenidas 19 personas después de haber efectuado 15 registros. 

La investigación se inició a raíz de dos robos violentos ocurridos en prácticamente quince minutos en dos chalets de Llevant el pasado 3 de octubre. Sobre las dos menos cuarto de la madrugada, el dueño de una vivienda de Cala Romana se despertó y cuando caminaba a oscuras por el interior de su casa vio a tres personas –vestidas de negro, con pasamontañas y guantes– que le deslumbraron con una linterna. Los asaltantes –que habían accedido tras saltar la verja de la casa de al lado– taparon a la víctima con una sábana y posteriormente le preguntaron dónde estaban los objetos de valor y la caja fuerte. 

Un cuarto de hora después, los Mossos recibieron el aviso de un segundo asalto, en este caso en la vecina urbanización de Boscos de Tarragona. Los tres asaltantes despertaron a golpes a uno de los miembros de la familia que dormía en el sofá del comedor. Posteriormente, preguntaron a los inquilinos dónde estaban los objetos de valor. 

Después de estos dos robos, los agentes de la Divisió d’Investigació Criminal (DIC) de los Mossos d’Esquadra se hicieron cargo de la investigación. Las pistas eran prácticamente nulas. No había descripción de los autores. Se sabía que hablaban castellano pero con acento del Este de Europa. Tampoco se les había visto huir en algún vehículo. 

Pero los investigadores vieron una salida cuando en noviembre uno de los móviles sustraídos fue activado en Castelló, hecho que comunicaron a la Guardia Civil de aquella provincia, que inició una investigación, que culminó con la detención de once personas acusadas de 21 hechos violentos en las provincias de Tarragona, Castelló, València y Asturias. Gracias a los objetos recuperado se les ha podido involucrar en algunos de los robos. Pero la parte más valiosa del botín ya había sido vendida.

Más hechos
Fuentes de los Mossos d’Esquadra están convenidos de que a dicha banda se les podrá implicar en otros robos con violencia e incluso con fuerza en domicilios de la zona de Llevant, porque están seguros de que el grupo subió más de una vez a la demarcación. 

Las investigaciones, a través de las escuchas telefónicas, determinaron que la banda de Castelló estaba relacionada con otra asentada en Madrid, que tenía en su poder otro de los móviles robados en Llevant. Se supo que ambos grupos estaban relacionados. Después de una investigación conjunta de la Policía Nacional y de los Mossos d’Esquadra, el pasado lunes se realizaron quince registros simultáneos en distintos puntos de Madrid, en los que participaron más de 150 agentes, entre ellos tres mossos de la DIC.

Temas

Comentarios

Lea También