Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Desayuno probiótico

La receta de hoy es un muesli casero. Un desayuno sano, fácil y con comida real, no procesada

Diari de Tarragona

Whatsapp
Desayuno probiótico

Desayuno probiótico

¿Qué es un desayuno saludable?

Algunos comentarios acerca del desayuno que rompen un poco lo que nos han venido diciendo siempre…El desayuno no tiene por qué ser una comida diferente a la del resto del día, tampoco tiene porque ser la más importante. Eso sí, es la primera comida del día y siempre hay que tomarla cuando se tenga realmente ganas de desayunar.

Ni mucho menos tiene que estar compuesto por cacao en polvo, panes, mantequillas, bollos, sobaos, cremas de chocolate ni zumos procesados. Es muy importante que el desayuno se aleje de la comida procesada. Tiene que ser una comida con alimentos reales y, por tanto, en eso, no tiene por qué ser diferente al resto de comidas…

La receta de hoy es un muesli casero. Un desayuno sano, fácil y con comida real, no procesada. No hay que comprar los cereales procesados que son demasiado ricos en azucares…hay que hacerlo de la forma más natural posible: copos de cebada (por ejemplo), frutos secos, semillas de calabaza, de girasol, algunos extras como la canela y sobretodo una pieza de fruta de temporada o incluso verdura…

¿Qué es el kéfir?

Seguro que habéis oído hablar del kéfir…es una leche fermentada con muchos probióticos. Los probióticos son microorganismos vivos es decir bacterias. Y, aunque en el yogur también tenemos estos elementos, la diferencia principal entre el yogur y el kéfir es que este último nos aporta muchos más tipos diferentes de fermentos y por lo tanto de bacterias que nos van a ayudar en nuestra digestión.

En el mercado podemos encontrar kéfir de vaca, de oveja o de cabra. Recomendamos siempre mejor el kéfir de oveja o de cabra que vienen de leches más parecidas a nuestra leche materna y por lo tanto son más tolerables y fáciles de digerir.

Es cierto que tanto el yogur como el kéfir, a diferencia de la leche, al estar fermentados son mucho más digestivos, ya que tienen menos azúcar que la leche. En el kéfir o el yogur, las propias bacterias se han encargado de reducir el nivel de azúcar porque se alimentan de ella. Además es rico en calcio y sobretodo es probiótico y nos ayuda mucho con la flora intestinal. Es muy importante introducir alimentos probióticos en la dieta y hacerlo a través del kéfir o del yogur natural es una forma muy natural de hacerlo.

Ingredientes

Kéfir de cabra

1 cucharada de copos de avena

1 puñado de frutos secos variados: avellanas, nueces, almendras

1 cucharadita de pipas de girasol y calabaza

1 pizca de canela

1 cucharadita de polen (opcional)

1 pieza de fruta de temporada

Preparación

1. Mezclar todos los ingredientes del muesli en un bol: avena, frutos secos, semillas, canela y polen. 

2. Añadir el kéfir y mezclar bien. 

3. Cortar por encima una o dos frutas de temporada: granada, caqui, manzana,...

4. Disfrutar

Temas

Comentarios

Lea También