ERC acelera para forzar el deshielo de los comuns con Junts per Tarragona

Pau Ricomà y Dídac Nadal tienen un pacto cerrado solo pendiente del OK de ECP para desbloquear la ampliación de gobierno

Octavi Saumell

Whatsapp
ERC acelera para forzar el deshielo de los comuns con Junts per Tarragona

ERC acelera para forzar el deshielo de los comuns con Junts per Tarragona

Esquerra Republicana mueve ficha. La formación liderada a nivel municipal por el alcalde Pau Ricomà (ERC) acelera para forzar el deshielo de los Comuns con Junts per Tarragona y ampliar, de una vez, el gobierno de la Plaça de la Font con los postconvergentes. Según ha podido saber el Diari, republicanos y soberanistas ya tienen un acuerdo cerrado desde hace días, que ahora solo está pendiente de ser avalado por En Comú Podem... ya sea en Tarragona o Barcelona. De esta forma, ERC sigue en Tarragona el camino contrario al de la Generalitat, donde ha alcanzado primero un pacto con la CUP que con los de Puigdemont.

El OK definitivo entre Esquerra y los de Nadal se confirmó a finales de marzo, justo antes del acuerdo sobre los 12 millones del superávit de 2020 que se firmó conjuntamente con la CUP y los Comuns. La ampliación de gobierno comportaría que Junts asumiría las carteras de Comerç, Serveis Socials –con la presidencia del IMSS– y Contractació, además de mantener la presidencia de Espimsa. El pleno del remanente fue el 30 de marzo y, desde ese día, ERC pidió a Junts un plazo de diez días para confirmar la operación. Este plazo, sin embargo, finaliza hoy.

Colau, en BCN gracias a Valls

El alcalde Ricomà hace semanas que reivindica la necesidad de ampliar el ejecutivo «con la mayoría de la investidura», mientras que el pasado domingo fue el segundo teniente de alcalde, Jordi Fortuny (ERC), quien enfatizó su voluntad por sellar el pacto con las cupaires y los juntaires. Todo ello, en el marco del veto que Comuns y Podem han anunciado contra Junts. Estas reticencias, sin embargo, no son compartidas por el grupo municipal de En Comú Podem, que después de aprobar dos presupuestos, una investidura y un remanente de doce millones con los de Nadal no ve mal su incorporación al gobierno local. Por ello, viendo las diferencias entre grupo municipal y partido, Esquerra acelera y apuesta por abordar la situación en distintos frentes. Así, fuentes de ERC recalcan que en los contactos con los Comuns se les recordará que «en Barcelona tienen la alcaldía gracias a los votos de Manuel Valls», o que la formación gobierna conjuntamente con Junts en el Ayuntamiento de Lleida o el Consell Comarcal de Tarragonès.

Nadal sube el tono

Mientras, ayer fue Dídac Nadal (Junts) quien subió el tono. «Al gobierno local le faltan manos. Seguimos trabajando y estamos dispuestos a ayudar, como siempre, pero parece que a En Comú Podem tienen complicaciones entre el grupo municipal y la militancia», lamentó en una entrevista en Tarragona Ràdio en la que, asimismo. reivindicó que «el objetivo de todos los políticos de ámbito local debería ser la ciudad».

¿Y la CUP? Sigue sin tener una propuesta «formal». «Lo importante no son las siglas, sino los acuerdos programáticos», afirma la portavoz, Eva Miguel, quien añade que «la sensación es que a Junts les está pasando lo mismo que a la CUP en 2019: entre las partidos del gobierno municipal no se ponen de acuerdo con el encaje». ¿Se repetirá la historia?

Temas

Comentarios

Lea También