Más de Tarragona

El Ayuntamiento de Tarragona colocará y repintará 365 placas de 71 calles de la ciudad

El Ayuntamiento destinará 35.000 euros para iniciar en breve un plan de acción que ha sido reivindicado tanto por parte del sector turístico como de las asociaciones de vecinos

Octavi Saumell

Whatsapp
Imagen de la placa que hay en la avenida Marquès de Montoliu junto a la Plaça Imperial Tarraco. En total, en la próximas semanas se repintarán unas 200.  Foto: Lluís Milián

Imagen de la placa que hay en la avenida Marquès de Montoliu junto a la Plaça Imperial Tarraco. En total, en la próximas semanas se repintarán unas 200. Foto: Lluís Milián

El Ayuntamiento de Tarragona iniciará en breve un plan de acción para colocar y repintar 365 placas de 71 calles de la ciudad. Según ha podido saber el Diari, los técnicos municipales ya han finalizado el proyecto, cuya ejecución asciende a 35.000 euros y que será aplicado en pocas semanas por parte de la Brigada Municipal. De esta forma, la administración municipal se suma a las peticiones recibidas por parte del sector turístico de la ciudad y mejorará la orientación en las zonas más concurridas por parte de los visitantes.

En concreto, el diseño de los especialistas de la corporación local contempla la colocación de 165 nuevas unidades en 66 vías del término municipal «que o bien no existían o que se habían borrado» explica el concejal de Espais Públics, José Luis Martín (PP), quien reconoce que «muchas de las placas están en mal estado, en gran parte castigadas por el sol».

En esta línea, el primer teniente de alcalde de la formación conservadora afirma que este proyecto se centrará, principalmente, «en las zonas turísticas», que son las que comportan más problemas de orientación a las personas que no residen en la ciudad.

Nuevas en el centro

Por lo que se refiere a las nuevas placas, cabe señalar que la mayoría se colocarán en las calles del centro de la ciudad. Éstas serán de mármol blanco y tendrán unas dimensiones de 60x30 centímetros, así como otros dos de grueso. La vía en la que se colocrán más nuevas instalaciones será la Rambla Nova, donde se pondrán 12 de nuevas, mientras que en la Rambla Vella se añadirán otros ocho a las ya existentes.

Otras vías en las que se añadirán nuevas placas será en la calle August, con seis de nuevas (igual que en la vía Jaume I o la Rambla de Ponent), así como en Doctor Mallafrè, con cuatro.

Por lo que se refiere a las que se pintarán, 93 de ellas estarán en el barrio de Bonavista y Buenos Aires, mientras que también se actuará en otras 49 de Boscos de Tarragona y la Llevantina. El plan de acción establece también acciones que permitirán que se mejoraen 25 de la Albada y Parc Riuclar, 19 de Santa Isabel. También hay otras 14 que aún están por determinar.

‘¿Y las turísticas?’

De esta forma, el Consistorio aplica una medida largamente reivindicada por parte del sector turístico de la ciudad. El presidente de la Via T, Salvador Minguella, lamenta que «en Tarragona hay pocas placas y, además, están mal cuidadas. La situación es realmente desesperante». En este sentido, el máximo representante de la entidad comercial indica que «en verano, cada día debo ayudar a dos o tres personas que van desorientadas por la Rambla y que, por ejemplo, no encuentran indicaciones para poder llegar a la Part Alta o la Catedral».

Por su parte, el presidente de la Associació d’Hotelers de Tarragona, Xavier Jornet, reconoce las mejoras a realizar en las placas de calle, si bien expresa que «lo realmente preocupante es lo deficientes que están las señalizaciones turísticas, que es lo más relevante para nosotros». Jornet se refiere a las orientaciones «para poder llegar a los museos, las playas, los aparcamientos o los espacios de interés patrimonial», que afirma que son insuficientes para el volumen de los dos millones de visitantes que tienen la ciudad.

Finalmente, el presidente de la Agrupació de Càmpings de Tarragona Ciutat, Agustí Peyra, considera que «en la ciudad faltan algunas placas, sobre todo en las esquinas de las calles».

En esta sentido, el representante de este sector turístico que cuenta con 7.000 plazas en la ciudad advierte del déficit que hay, especialmente en «el Eixample Nou y el centro», si bien destaca que «no se trata de una problemática de la que hayamos recibido demasiadas quejas por parte de nuestros clientes.

Temas

  • TARRAGONA

Comentarios

Lea También