Tarragona Urbanismo

El Ayuntamiento de Tarragona estudia que al final el Jaume I sea un rocódromo

El concejal de Urbanisme anuncia que el ejecutivo local «analiza» esta propuesta, que también incluiría un gimnasio. Solo Junts per Tarragona apoya esta posibilidad para dar un uso al espacio

Octavi Saumell

Whatsapp
Imagen de archivo del interior del no aparcamiento soterrado de la Part Alta, que está cerrado y sin ningún uso desde febrero de 2008, tras suponer el gasto de más de 30 millones de euros. FOTO: PERE FERRÉ

Imagen de archivo del interior del no aparcamiento soterrado de la Part Alta, que está cerrado y sin ningún uso desde febrero de 2008, tras suponer el gasto de más de 30 millones de euros. FOTO: PERE FERRÉ

El no parking inteligente de Jaume I –que inicialmente debía costar 3,9 millones de euros pero que ya ha supuesto un endeudamiento de más de 30 hasta 2043– podría acabar siendo un rocódromo indoor. Así lo aseguró ayer el concejal de Urbanisme del Ayuntamiento de Tarragona, Xavier Puig (ERC), quien anunció que el ejecutivo municipal está «analizando» esta propuesta, que sería complementada con la inclusión de un gimnasio en el espacio situado en la Plaça de l’Escorxador de la Part Alta.

En una entrevista en Tarragona Ràdio, el coordinador del área municipal de Territori aseguró que la posibilidad de convertir el esperado parking en un rocódromo interior «no sería una barbaridad», sino una opción que considera «interesante», debido a la «proximidad» con «destinos punteros en escalada como Siurana».

A juicio del edil republicano, la moderada distancia con el Priorat podría permitir a Tarragona «ejercer la capitalidad en este sentido» y atraer deportistas de países como Bélgica y Francia, que tienen una larga tradición en instalaciones deportivas de este tipo. «Debe estudiarse su viabilidad técnica», añadió Puig, quien pese a no descartar que el espacio finalmente pueda ser un aparcamiento soterrado, sí que indicó que esta posibilidad «sería disonante con el planteamiento general que tenemos para el Casc Antic».

Parking, Casa de la Festa...

La nueva propuesta lanzada por Puig se suma a la gran cantidad de opciones que han aparecido a lo largo de los últimos años para dar un uso definitivo al emplazamiento, que está cerrado y sin ningún tipo de utilidad después de que se paralizaran las obras en febrero de 2008, después de que se iniciaran en junio de 2002. Tras descartar el parking con el sistema robótico inteligente, el Consistorio diseñó posteriormente en 2011 un proyecto para convertirlo en «convencional». Este planteamiento incluso se sacó a concurso público, pero ninguna empresa se presentó a licitación.

A principios del año 2015, el ejecutivo entonces liderado por Josep Fèlix Ballesteros (PSC) convocó un concurso de ideas, a solo dos meses para las elecciones Mmunicipales, en el que solo tomaron parte 239 participantes. Entre las opciones favoritas de los encuestados, el 23% de los consultados se decantó por que el espacio se destinara a usos culturales, una posibilidad que fue seguida por la asociativa (16%), educativa (16%), social (13%) y de ocio (13%). Asimismo, otro 14% se decantó por opciones destinadas a usos comerciales, deportivos y hoteleros.

Con estos registros, el ejecutivo socialista propuso que el espacio acogiera la Casa de la Festa, si bien la judicialización del caso no ha permitido, hasta la fecha, que pueda darse ningún paso más en este sentido. Sin embargo, recientemente el magistrado del juzgado de lo Mercantil número 3 de Madrid ha abierto la puerta para empezar a pasar página del caso, habilitando a la empresa que fue socia de Aparcaments Municipals –Sistemas Alem– para que pueda retirar la torre metálica que tiene en el interior del agujero. Asimismo, El Consistorio pagará 180.000 euros a la compañía para dar el carpetazo final al litigio mercantil.

Temas

Comentarios

Lea También