Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El Corredor Mediterrani sufre otro frenazo

Análisis. Precaución entre los técnicos, antes de firmar la homologación del nuevo tramo de vía, tras el accidente de Santiago de Compostela

Núria Riu

Whatsapp
La nueva vía del Corredor del Mediterrani, que aún no está en funcionamiento.  FOTO: pere ferré

La nueva vía del Corredor del Mediterrani, que aún no está en funcionamiento. FOTO: pere ferré

Con un total de 3.152 kilómetros, España es el segundo país del mundo con un trazado de alta velocidad más extenso. Sin embargo, aún hay algunos tramos de vía única, como el Vandellòs- Tarragona, que comunica la segunda y tercera ciudades más importantes del Estado. 

El abril del año 1995, la antigua Dirección General de Infraestructuras Ferroviarias concluía el estudio de la nueva variante. Hace ya más de 24 años y por el momento aún no hay una fecha para su entrada en funcionamiento. El último calendario oficial lo daba a conocer el subdelegado del Gobierno en Tarragona, Joan Sabaté, que a finales del mes de febrero apuntaba que el inicio de la explotación comercial podría producirse a finales de este mes de julio. No obstante, algunas fuentes consultadas ya avanzan que dentro de dos meses y medio los trenes aún no circularán por la nueva vía. La inauguración no será hasta finales de este 2019 y algunas voces hablan ya de que podría producirse durante el año que viene. Una estimación que Adif niega rotundamente. «No se contempla la posibilidad de 2020», apuntaba el ente gestor de infraestructuras. Pese a ello, este organismo no confirma el calendario anteriormente dado: «Estamos trabajando con el horizonte 2019».

Cuestión de seguridad
El por qué de esta nueva demora se desconoce. Todo apunta a que no se habría registrado ninguna incidencia, a nivel técnico, que esté generando complicaciones. Una información que no ha podido confirmarse ni desde la subdelegación del Gobierno, ni por parte de los ayuntamientos o de la Generalitat. 

Por su parte, Adif mantiene que «se están haciendo las pruebas en el nuevo tramo». Éstas arrancaron hace unos nueve meses, periodo en el cual se ha mantenido que «la seguridad es lo primero» y que, hasta que la Agencia Estatal de Seguridad Ferroviaria no homologue el nuevo tramo, los convoyes no circularán.

Atrás han quedado los tiempos en los que los ministros de turno anunciaban inauguraciones, cuando aún se hacían obras sobre el terreno. El accidente de Angrois, con ochenta víctimas mortales el 24 de julio de 2013, ponía bajo la lupa de la UE la seguridad de la red española ferroviaria. Además, junto con el maquinista, la segunda persona investigada es el director de Seguridad en la Circulación de Adif, Andrés Cortabitarte. Por su parte, los políticos que habrían precipitado la decisión sobre la puesta en funcionamiento han podido depurar cualquier responsabilidad por el momento. Y esto habría generado cierto malestar entre los técnicos.

Todo apunta a que este nuevo retraso podría tratarse de un tema de «precaución». «Nadie quiere firmar el conforme», apuntaban fuentes consultadas por este rotativo. La convocatoria de elecciones generales el pasado 15 de febrero, por parte del presidente español, Pedro Sánchez, y, ante la posibilidad, de un cambio en el Ejecutivo, con consecuencias en todos los departamentos, ha mantenido en stand by esta «firma» definitiva. 

Tras confirmarse el pasado 28 de abril que el PSOE seguirá en Moncloa, el reparto de los ministerios queda aún lejos. La negativa a mover ficha antes de las próximas elecciones del día 26, y si comportará cambios o no en Adif, podría seguir sumando semanas. Mientras tanto, siguen apareciendo convoyes circulando por la nueva vía, aunque lo hacen de forma más esporádica.

Trenes a velocidad comercial
El pasado 12 de abril, el Comisionado del Corredor del Mediterrani, Josep Vicent Boira, colgaba en su cuenta de Twitter un vídeo de un tren circulando en la nueva doble plataforma. «El tren de proves circula per la variant de Vandellòs a velocitat comercial. Se comprova que es compleixen tots els requisits de seguretat de la via», escribía el responsable de este corredor.

La interlocución entre el Ministerio de Fomento y Territori había mejorado sustancialmente en estos diez meses en los que José Luis Ábalos ha estado al mando de esta cartera. En una de las últimas reuniones –ya en campaña electoral– el secretario general de Infraestructuras, Pedro Saura, recibía al conseller de Territori, Damià Calvet, y a los alcaldes de Tarragona, Reus, Salou, Cambrils y Vila-seca, para hablar del pacto ferroviario del Camp de Tarragona. Ni en éste encuentro ni en los otros que se han mantenido, Madrid ha hablado de calendarios y se ha remitido siempre a las pruebas de seguridad. 

El secretario de Infraestructures i Mobilitat de la Generalitat, Isidre Gavín, confirmaba esta falta de una previsión. «Nos lo complica bastante porque a nosotros nos toca hacer un sistema alternativo de transporte, para cuando entre en funcionamiento la variante y no sabemos el cuándo», decía. 

Temas

Comentarios

Lea También