Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

«El bitcoin es una moneda especulativa. Existe una burbuja»

Josep Domingo-Ferrer es Catedrático Distinguido de Ciencia de la Computación. Es investigador ICREA Acadèmia en la URV, donde dirige la Cátedra Unesco de Privacidad de Datos. Es experto en criptografía y secreto estadístico

Raúl Cosano

Whatsapp
El investigador Josep Domingo-Ferrer, durante una clase. Foto: URV

El investigador Josep Domingo-Ferrer, durante una clase. Foto: URV

¿Se puede hablar de una especie de burbuja del bitcoin?
La gente no sabe muy bien qué compra. Antes los que se dedicaban a trabajar con el bitcoin eran expertos, ahora ha entrado más gente que no sabe muy bien por qué puja. Es una burbuja. Es verdad que ha subido mucho el valor y ahora se utiliza como inversión especulativa. Cada vez cuesta calcular más y como el número será finito. Tiene su atractivo. 

¿Cómo se comporta?
Es una moneda bastante inestable, ha tenido picos de subidas y bajadas, en función de noticias que disminuyen la confianza. Es una moneda fuera del control de los gobiernos. No gusta a ningún estado y menos aún a algunos como China, que tienen un control férreo sobre la economía. ¿Qué podría para si los chinos decidieran prohibir la moneda? Es el riesgo que existe, aunque hay quien ha ganado mucho dinero. 

En sus orígenes el objetivo de su creación era escapar del control gubernamental. 
Se creó una moneda que no dependiera del Estado y que diera confidencialidad. No ofrece un anonimato total pero es bastante bueno. Es difícil rastrear quién paga a quién. En parte, también está bien que existan esas monedas para de alguna manera ir más allá de lo que deja hacer el Estado. Eso también tiene su gracia. Acabó teniendo un uso para gente que compra armas o que hace actividades que no se pueden realizar a la luz del día pero a la vez puede usarse, por ejemplo, para comprar urnas para votación, como hizo Catalunya con el 1-O. 

¿Puede expandirse masivamente en los próximos años? 
El número de transacciones por segundo es muy pequeño. Si todo el mundo lo utilizara para pagar como hacemos con la Visa, no sería posible técnicamente. Para un consumo masivo no servirá nunca. Quizás otras monedas que surjan pueden tener una frecuencia de pago más alta. 

¿Y cuál es su futuro?
El bitcoin seguirá siendo una moneda especulativa, pero al mismo tiempo pueden aparecer criptomonedas más versátiles que lo arrinconen. Será clave lo que hagan los grandes bloques económicos, Estados Unidos, China y la UE. No se puede descartar que la prohíban porque son monedas antipáticas para los estados. 

¿Qué le parece que en Cambrils haya instalada una granja?
Me sorprende un poco, me extraña. No es un lugar adecuado como puede ser Islandia u otros países fríos. Son instalaciones que consumen mucha energía y requieren refrigerarse, por eso no es demasiado conveniente que se ubiquen en entornos cálidos. 

Temas

Comentarios

Lea También