Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El clima ya afectaba hace 18.000 años a la población

El IPHES y la URV participan en un estudio sobre la evolución de  los cazadores y recolectores en la transición Pleistoceno-Holoceno

Diari de Tarragona

Whatsapp
Yacimiento Mesolítico del Arenal de la Virgen (Villena). FOTO: Javier Fernández López de Pablo

Yacimiento Mesolítico del Arenal de la Virgen (Villena). FOTO: Javier Fernández López de Pablo

Un estudio publicado en la revista Nature Communications reconstruye la evolución demográfica de las poblaciones de cazadores y recolectores de la Península Ibérica entre 18.000 y 8.000 años atrás. Este periodo cronológico, también conocido como la transición Pleistoceno-Holoceno, se caracteriza por grandes cambios climáticos y transformaciones medioambientales cuyo impacto en las sociedades prehistóricas ha sido objeto de debate durante décadas.

La investigación, encabezada por miembros del IPHES (Institut Català de Paleoecologia Humana i Evolució Social) y de la Universitat Rovira i Virgili (URV), revela una gran capacidad de estas poblaciones para el crecimiento demográfico, limitado en ocasiones por los cambios mencionados, sobre todo en momentos de empeoramiento climático. 

El trabajo aborda el análisis de la totalidad de dataciones de Carbono 14 de la Península Ibérica para ese periodo, efectuando miles de simulaciones computacionales con el fin de comparar diferentes modelos de crecimiento demográfico. 

De este modo se han constatado tres grandes fases demográficas durante este periodo, en la que los niveles de población respondieron de manera distinta a factores climáticos y a procesos endógenos. Así, en la primera fase que se desarrolló al final de la última glaciación, entre hace 16.600 y 12.700 años, la población creció de manera exponencial. 

Esta situación contrasta con lo observado en la siguiente fase, entre 12.700 y 10.200 años antes del presente, durante el episodio de empeoramiento climático del Dryas reciente (fase de enfriamiento climático) y el rápido calentamiento global de los inicios del Holoceno. Los niveles demográficos decrecieron de manera significativa durante esta fase para estabilizarse después. 
Por último, entre hace 10.200 y 8.000 años la población volvió a crecer de manera rápida para estabilizarse en un nuevo umbral demográfico durante el periodo Mesolítico.

Cambio climático
En definitiva, los resultados obtenidos con esta investigación muestran que las sociedades prehistóricas de cazadores y recolectores tuvieron una capacidad inherente para experimentar procesos de rápido crecimiento demográfico, pero éstos se vieron limitados por factores medioambientales, en especial en episodios de cambio climático.

El Institut Català de Paleoecologia Humana i Evolució Social ha efectuado este trabajo en el marco del proyecto Paleodem (Late Glacial and Postglacial Population History and Cultural Transmission in Iberia), financiado por el Consejo Europeo de Investigación, y ha contado con la participación de investigadores del Departamento de Arqueología de la Universidad de Bournemouth y de la Escuela de Negocios de la Universidad de Warwick, ambas en el Reino Unido.

Temas

Comentarios

Lea También