Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El cómic seduce a Jorge Carrión

Lectura. El escritor tarraconense ha publicado varios libros dibujados y aborda géneros literarios dentro de la viñeta

Iñaki Delaurens

Whatsapp
Con Javier Olivares, Premio Nacional de Cómic, el tarraconense ha publicado ‘Shakespeare & Cervantes’. FOTO: Nórdica de Libros

Con Javier Olivares, Premio Nacional de Cómic, el tarraconense ha publicado ‘Shakespeare & Cervantes’. FOTO: Nórdica de Libros

Si el cómic te atrapa en las cuatro paredes de una viñeta, ya no puedes escapar. Ahí entre dibujos vivos y bocadillos de conversaciones tradicionalmente han tenido lugar miles de aventuras. Pero en los últimos tiempos hemos sido testigos de cómo este arte se ha involucrado en la historia, la denuncia social y la divulgación, a través de la no ficción. En sus tintas se ha empapado Jorge Carrión, quien nos confiesa que es «lector de cómic de toda la vida».

El escritor tarraconense cuenta con más de una larga década de trayectoria literaria, con títulos como La brújula, Viaje contra espacio, Barcelona. Libro de los pasajes o la tetralogía Las huellas (Los muertos, Los huérfanos, Los turistas y Los difuntos), entre otros. Pero sobre todo Librerías, el libro que le ha dado más prestigio internacional, traducido a más de una decena de idiomas.

‘Los vagabundos de la chatarra’ fue su primer aventura en cómic, con a Sagar Forniés. FOTO: Norma Editorial

Sin embargo, en su etapa más reciente el autor ha experimentado con el mundo del cómic y la novela gráfica, fruto de su afán por descubrir nuevos géneros y una afición a la viñeta desde pequeño. «Adentrarme en la literatura fue un paso natural porque siempre había escrito, pero el cómic ha sido una decisión más consciente y meditada en este sentido. Después de mucho tiempo leyendo a autores como Joe Sacco y Alan Moore decidí hacer mi primer guión de cómic». 

El primer paso fue un pequeño experimento en el suplemento Cultura|s de La Vanguardia. El objetivo era hablar de la crisis en lenguaje de cómic y tras el visto bueno de Sergio Vila-Sanjuán, Carrión conoció al ilustrador Sagar Forniés. Juntos llevaron a cabo esa primera aventura que dibujaba personas recogiendo chatarra por Barcelona. 

Cuatro títulos en dibujo

La iniciativa tuvo continuidad ya que Norma Editorial les propuso a ambos un proyecto más grande. Así, en 2015 vio la luz Barcelona. Los vagabundos de la chatarra, una novela gráfica que habla de la economía del metal en la capital catalana, desde los que lo venden legalmente a los que lo recogen de los contenedores de basura. Una radiografía de la ciudad en este inicio de siglo XXI, finalista del Premio Gabriel García Márquez de periodismo. 

Ensayo, perodismo, denuncia social, viaje  o historia, el cómic ya no es solo para adolescentes

«El cómic es un lenguaje ideal -explica Carrión-, te permite mezclar lo visual con los recursos de la escritura. Es pintura y literatura con un lenguaje propio y sus referentes. Joe Sacco fue el creador del periodismo en cómic y nosotros hemos sido los primeros en hacer periodismo en viñeta en España».

El año pasado, el tarraconense centró su labor en libros ilustrados, y llegó a publicar tres títulos en 2018: Gótico, Viajes dibujados y Shakespeare & Cervantes. Tras el éxito chatarrero, el MNAC encargó a Sagar y Carrión un libro ilustrado con total libertad. La fórmula fue diferente. En vez del reportaje, con Gótico apostaron por el ensayo, para reflejar la visión personal de ambos autores sobre el museo barcelonés. 

En ‘Gótico’, junto a Sagar Forniés, da su visión del MNAT en un ensayo sobre arte. FOTO: Norma Editorial

«Hay un lector de cómic, fiel al lenguaje, que coincide con el consumo de ciencia ficción y fantasía. Pero en los últimos años el cómic también ha encontrado un público adulto. Por ejemplo, Los vagabundos de la chatarra es una investigación periodística que habla de la pobreza social y Gótico es un ensayo sobre arte. Lo interesante es que cada vez más se expandan las fronteras entre géneros y formatos, por lo que es importante leer literatura pero también leer cómic», expone Carrión.   

Altaïr Magazine, revista de cultura viajera, lleva tiempo apostando por las crónicas dibujadas. La firma propuso a Carrión publicar un número que fuera una antología de crónica de viaje con dibujo. Viajes dibujados ha contado con referentes del género como Peter Kuper o Zenia Abirached. Encuadernado con tapa dura, «el resultado es una vuelta al mundo a través de catorce viajes -cada uno de un autor y destino diferente- que se convierten en ensayos casi poéticos», describe nuestro escritor.

Imagen de los apuntes de México del ilustrador Peter Kuper en ‘Viajes dibujados’. FOTO: Altaïr Magazine

«La gran dificultad es pensar en viñetas -reconoce Carrión-. Como lector eres más pasivo, pero como creador te tienes que fijar en la arquitectura de la página. No tengo tanto hábito y me cuesta pensar en su composición. Tanto con Sagar como con Javier hemos seguido una fórmula: yo hago el guión literario y a partir de él ellos confeccionan las páginas».

El tarraconense se refiere a Javier Olivares, Premio Nacional de Cómic 2015, con quien ha llevado a cabo su reto ilustrado más reciente. En Shakespeare & Cervantes difumina los límites entre el ensayo, el relato y la autobiografía. Está ideado de tal manera que el ilustrador ha creado un discurso paralelo al del escritor. Reinterpreta los textos y expande el mensaje de Carrión, de tal manera que se entiende como una obra que multiplica la original.

El cómic nos ofrece la faceta creativa de Carrión, volcado en una de sus aficiones, desde una nueva perspectiva. Como ya hizo Tintín, explora fronteras -conceptuales- dentro de la viñeta.  

Temas

Comentarios

Lea También