Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El desmantelamiento del jardín vertical de Tarragona sigue adelante

El nuevo gobierno mantiene la intención de desmontar la estructura aunque todavía no da plazos. Estos días se están haciendo reparaciones y trabajos de mantenimiento

Norián Muñoz

Whatsapp
Además del mantenimiento se está reparando el camino de madera. Foto: Pere Ferré

Además del mantenimiento se está reparando el camino de madera. Foto: Pere Ferré

Ha sido una falsa alarma. Todo el movimiento que se está viendo estos días en el Jardín Vertical de la Tabacalera y su entorno no obedece a que haya comenzado el prometido desmantelamiento de la estructura, sino a trabajos de mantenimiento y reparaciones que estaban pendientes.

La ocasión ha servido, no obstante, para conocer que el equipamiento (que en su momento se presentó como el jardín vertical más grande de Europa y que costó 3,3 millones de euros) no se salvará del derribo. El nuevo equipo municipal ha ‘comprado’ la idea del anterior de desmontar todo el conjunto.

El anterior equipo de gobierno había anunciado el desmantelamiento en marzo de este año durante la presentación del proyecto para la Tabacalera. Entonces no se dijo que el desguace se hiciera por el deterioro de la estructura o por los problemas de salubridad que provocaba, sino porque el equipo de arquitectos que redactó el proyecto consideraba que era un elemento que «esconde el edificio».

Sin fecha pare el derribo

Lo que no está claro, de momento, es cuándo y cómo se eliminará el jardín. El tema es competencia del concejal Xavier Puig, que está de vacaciones.

Más allá del presupuesto que requiera el desmantelamiento de la estructura, lo cierto es que, desde el punto de vista medioambiental, no debería haber grandes inconvenientes.

En la página web de la Tabacalera que mantiene el ayuntamiento se explica que la fachada verde tiene la certificación Cradle to Cradle, C2C (de la cuna a la cuna). Esto quiere decir que todos sus componentes tienen un ciclo de producción medioambiental correcto y son separables y reciclables en su totalidad.

Meses para reparar el camino

Lo que se está acometiendo actualmente son obras de mantenimiento que, según explican desde al Ayuntamiento, se hacen cada mes, como sustituir las plantas secas por las nuevas.

Ayer había, además, una media docena de operarios ocupándose también de la limpieza y la poda del jardín horizontal.

El mantenimiento ha coincidido con las obras para sustituir los tablones de madera del camino que está justo delante de la pantalla gigante que lleva años sin funcionar. Dicho camino estaba clausurado desde abril, cuando un camión estropeó los listones de madera.

Actualmente, el jardín vertical, que estaba llamado a ser el símbolo de Tarragona como Smart City, da una imagen de completo deterioro entre las ‘calvas’ de las plantas que faltan, las vigas oxidadas y, sobre todo, los excrementos de las palomas que han colonizado el lugar.

Eduardo, un vecino que vive enfrente, se lamenta de que el mantenimiento nunca ha sido el adecuado. «Podría ser una zona muy bonita, pero está completamente desaprovechada, solo la disfrutan las palomas». Wilson, que pasa con frecuencia, habla directamente de que está «completamente abandonado». Finalmente, Magda, otra vecina que se había hecho ilusiones al pensar que lo estaban quitando, asegura: «Es putrefacto, una vergüenza».

Temas

Comentarios

Lea También