Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El hotel H10 Imperial Tarraco abrirá sus puertas el 17 de julio

La buena acogida que ha tenido la apertura del restaurante y del ‘rooftop’ ha sido clave para que la cadena hotelera haya decidido adelantar la inauguración, prevista para septiembre

CARLA POMEROL

Whatsapp
El vestíbulo presidido por una escultura de Neptuno. FOTO: Pere Ferré

El vestíbulo presidido por una escultura de Neptuno. FOTO: Pere Ferré

Ya existe fecha definitiva para la apertura del hotel H10 Imperial Tarraco, ubicado frente al Amfiteatre Romà. Será el próximo viernes 17 de julio. La previsión de la compañía era abrir la totalidad del equipamiento en septiembre, pero la decisión de avanzar la inauguración ha llegado en las últimas horas. El motivo es la buena acogida que han tenido las instalaciones, después de que el pasado viernes la empresa abriese el restaurante y el rooftop –una terraza estilo chill out–. «Al ver la buena respuesta del fin de semana, hemos decidido adelantar la apertura y ponerlo en marcha ya. Todo está listo y la ciudad se lo merece», explicaba ayer la directora del hotel, Silvia Schall. Actualmente, los operarios trabajan dentro del equipamiento, ultimando los detalles. El Diari ha tenido acceso al interior de las instalaciones.

El hotel abre sus puertas tras dos años de obras y de algún que otro contratiempo. Hace unos meses, la compañía anunciaba la inauguración del recinto para finales de marzo. Los trabajos se apresuraron con el objetivo claro de que en verano estuviera en pleno rendimiento. Pero la inesperada llegada de la pandemia provocada por la Covid-19 rompía todos los planes de la cadena hotelera. «Con el estado de alarma, las obras quedaron totalmente paralizadas. Después, los trabajos han ido más lentos, ya que no podíamos contar con la totalidad de la plantilla de operarios por cuestiones de seguridad», explicaba Schall.

El ‘rooftop’ tiene vistas a la Catedral. FOTO: PERE FERRÉ

El hotel H10 Imperial Tarraco ha sido totalmente reformado y reabrirá como cuatro estrellas superior. Cuenta con 144 habitaciones, la mayoría de ellas con vistas frontales al mar. A parte de acoger visitantes, la compañía también apuesta por la celebración de convenciones y de reuniones familiares, como pueden ser bodas y comuniones. Para ello, cuenta con tres grandes salas. El equipamiento presume de un gimnasio y de un spa, con sauna y baño turco. Referente a la restauración, se puede encontrar un bar lobby, un restaurante con carta propia y menús diarios, y un rooftop, donde poder hacer el aperitivo o las copas.

El estudio Lázaro Rosa-Violán ha sido el encargado de poner el sello en el proyecto de interiorismo. El equipo está especializado en el diseño de restaurantes y hoteles de vanguardia y ha colaborado con la compañía hotelera en otras ocasiones. El hall está marcado por un fragmento de la muralla en color terracota, tono que se puede encontrar en las diferentes estancias del hotel. En la entrada, nos espera una escultura de Neptuno, dios de la mitología romana que gobierna las aguas y los mares.

La mayoría de habitaciones cuentan con vistas al mar .FOTO: PERE FERRÉ

En la planta baja también se encuentra el restaurante, que abrió puertas el pasado viernes y ha tenido una gran acogida entre los tarraconenses. Abre al mediodía y noche, ofreciendo una propuesta gastronómica con sello mediterráneo, a cargo del chef David Ovejo. Además, el restaurante ofrece un menú diario. En este espacio, que cuenta con una terraza exterior, se servirán los desayunos a los clientes. En condiciones normales, caben unos 227 comensales. Con las medidas de la Covid-19, la capacidad queda reducida a la mitad. «Por el momento, recomendamos hacer reservas», aconsejaba la directora del hotel. En esta misma planta, hay la piscina, totalmente reformada y acompañada de un ficus gigante.

También bodas

La cadena hotelera H10 aterriza en Tarragona con la idea clara de apostar y especializarse en celebraciones familiares, como pueden ser bodas, bautizos, comuniones, aniversarios, y también convenciones y reuniones de negocio. Para ello, entre la planta baja y la primera, se pueden encontrar hasta tres salones para llevar a cabo los eventos. La primera tiene capacidad para unas 100 personas. La segunda, con una decoración marinera y de lo más original, para 200. En esta se prevén llevar a cabo las bodas. «En la planta baja, contamos con un espacio ajardinado donde poder celebrar las ceremonias civiles», apuntaba Schall.

En la entreplanta, la cadena ofrece el servicio de gimnasio, que cuenta con vistas al mar, y con un spa, con cuatro salones de belleza, una sauna y un baño turco. El equipamiento está totalmente adaptado para aquellas personas con movilidad reducida.

Entre la primera y la quinta planta se encuentran las 144 habitaciones, la mayoría de ellas con vistas al mar. Hay cuatro suites –estas en la sexta planta–, entre las que se encuentra la honeymoon, dedicada a los novios durante la noche de bodas –con jacuzzi en el balcón–. Además, cuenta con otras cuarenta suites, un poco más pequeñas. Las habitaciones, con aire vintage, están equipadas con todas las comodidades, desde Smart TV, hasta una máquina Nespresso.

Finalmente, en la sexta planta se encuentra la joya de la corona: el Rooftop Bar Caelum. Es un espacio que cuenta con una terraza con vistas al mar y a la ciudad de Tarragona. También tiene una parte interior. La terraza al aire libre es el lugar perfecto donde relajarse y tomarse un aperitivo o un cóctel con el paisaje de fondo de la costa tarraconense, del Amfiteatre Romà y de la Catedral. Además, cuenta con una espectacular plunge pool –una piscina–, y un solárium con zona de hamacas. Actualmente, caben entre 35 y 40 personas. Este espacio ha tenido una gran acogida entre los tarraconenses. Abrió puertas el pasado viernes y ha llenado casi cada día. Este ha sido uno de los motivos que ha hecho que la compañía haya decidido avanzar la apertura. A partir de ayer, ya se pueden hacer las reservas a través de la página web del hotel o vía telefónica.

El comedor ya está en marcha. FOTO: PERE FERRÉ

La Covid-19 ha obligado a la cadena a implementar algunas aciones. En todo el recinto se aplicará el protocolo Safety Program by H10 Hotels, avalado por Preverisck Group, con todas las medidas de aforo, higiene y seguridad para garantizar el máximo confort y bienestar de sus clientes.

Dos años de obras

En junio de 2018, el Ayuntamiento de Tarragona concedía a la empresa la licencia para empezar las obras de recuperación del antiguo hotel. Han sido dos años de obras, con algún que otro obstáculo en el camino. Las complicaciones llegaron al inicio de los trabajos, cuando el equipo de arquitectos responsable del proyecto, comprobaron que el edificio necesitaba un refuerzo estructural. Y es que, el equipamiento, que se construyó a principios de los años sesenta, no había contado con ninguna reforma en profundidad.

Finalmente, el próximo viernes 17 de julio, el renovado hotel abrirá sus puertas de manera definitiva. «La ciudad se merece que el equipamiento se ponga en marcha. Es un hotel urbano, pero a la vez dirigido a turismo de playa. Estamos seguros que Tarragona seguirá sintiéndolo suyo», aseguró la directora.

Las reservas se pueden realizar en h10.imperial.tarraco@h10hotels.com y 977 156 607 o en la web general www.h10hotels.com

Temas

Comentarios

Lea También