Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El interno de la prisión del Catllar que se suicidó el domingo había sido detenido por violencia doméstica

El preso fue encontrado colgado de la ventana de su celda a las 7.30 horas durante el recuento matinal

Àngel Juanpere

Whatsapp
La víctima fue encontrada ahorcada en la frontisa de la ventana de su celda, en el módulo 1. Foto: àngel juanpere

La víctima fue encontrada ahorcada en la frontisa de la ventana de su celda, en el módulo 1. Foto: àngel juanpere

Un interno del Centre Penitenciari Mas d’Enric, de El Catllar, fue encontrado muerto a primeras horas de la mañana de ayer en su celda. Fuentes del Departament de Justícia se limitaron a confirmar que se trata de un suicidio. El hombre, un ciudadano rumano en prisión preventiva, había sido detenido a principios de mes en Coma-ruga como presunto autor de los delitos de malos tratos en el ámbito doméstico y quebrantamiento de medida cautelar –saltarse una orden de alejamiento impuesta por el juez–. El Juzgado de Instrucción número 2 de Tarragona –que ayer se encontraba de guardia– ha abierto diligencias por estos hechos.

Sobre las siete y media de la mañana, los funcionarios de la prisión hicieron el habitual recuento matinal de los internos. Cuando lo efectuaron en el módulo 1 comprobaron que faltaba un preso: G.R., un ciudadano rumano. Lo encontraron colgado de la bisagra de la ventana de su celda. Para ello había utilizado la sabana, que había cortado en tiras y las había trenzado. Tras dar el aviso, la celda quedó precintada a la espera de que llegase la comisión judicial. El médico forense certificó la muerte y el cadáver fue trasladado al depósito judicial.

El interno había sido detenido por una patrulla de Seguretat Ciutadana de los Mossos d’Esquadra el pasado 9 de junio en Coma-ruga (El Vendrell). Al día siguiente pasó a disposición judicial y el magistrado decretó su internamiento en la prisión, siendo ingresado en el módulo 1. Allí compartía habitáculo con otro interno, que precisamente este fin de semana se encontraba de permiso.

A la espera del resultado de la autopsia, ayer se apuntaba que el fallecimiento podría haberse dado hacia la medianoche. La víctima dejó una nota culpando a su pareja por haberlo denunciado. Algunas fuentes han apuntado que no suele ser habitual que los detenidos o condenados por violencia doméstica se suiciden.

Se trata del primer suicidio ocurrido en las nuevas dependencias penitenciarias. En las antiguas, las de la avenida D’Argentina, el último caso se produjo el 6 de mayo de 2013. En aquella ocasión, un interno se suicidó en la enfermería, circunstancia que fue aprovechada por otros tres internos para fugarse.

Temas

  • TARRAGONA

Comentarios

Lea También