Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El turismo rural se sobrepone a la crisis del Covid-19

Las ocupaciones en la zona de Prades superan el 50% para los meses de julio y agosto y en algunos casos esperan alargar la temporada de verano hasta septiembre y octubre

JOAN MORALES

Whatsapp
Imagen de la zona de acampada del Camping Prades Park. FOTO: cedida

Imagen de la zona de acampada del Camping Prades Park. FOTO: cedida

El turismo de interior es, dentro del sector, uno de los que mejor está sobreponiéndose a la vuelta a la normalidad después de la crisis sanitaria del Covid-19. Los expertos auguraban que este verano sería el de las escapadas rurales, lejos de las grandes aglomeraciones de hoteles y ciudades, y en un entorno de proximidad, y parece ser que acertaban con su pronóstico.

En algunos casos, como por ejemplo las casas de turismo rural de las comarcas de Girona, han apostado por alargar la temporada de verano hasta muy entrado el otoño, debido a la fuerte demanda que han recibido, especialmente las casas que se alquilan enteras.

En Cal Trumfo de Prades, que cuentan con cinco casas rurales, con apartamentos de alquiler, corroboran esta teoría y Albert explica al Diari que «las reservas se han ido animando poco a poco, con mucha cautela. Pero es verdad que tenemos ya reservas para los meses de septiembre y octubre. Pero este verano –julio y agosto– estaremos a un 50% de nuestra ocupación».

Desde Xalets de Prades, aunque admiten que este verano tendrán sobre un 20% menos de clientes que el año pasado, explican que «ahora la cosa está animada», comenta Pilar, quien también puntualiza que, a raíz de la crisis sanitaria, «ha cambiado la dinámica de las reservas. La gente reserva más a última hora porque se espera a ver qué pasa. Otros años, agosto ya lo tendríamos lleno, pero creemos que se irá animando. Julio no lo tenemos mal, sobre todo la primera quincena, que es lo más inmediato».

El perfil de los clientes de este tipo de turismo de interior es bastante homogéneo. «Nos visitan muy pocos extranjeros. Yo diría que entre el 80% y el 90% de nuestros visitantes son catalanes», explica la propietaria de Xalets de Prades. De hecho, este establecimiento notó especialmente el desconfinamento total de Barcelona de hace 15 días, con gran afluencia de clientes de la capital catalana».

A pesar de las buenas expectativas desde Xalets de Prades quieren aclarar que «el bajón en la caja de este año lo notaremos aunque llenemos, porque mucha gente de la que va a venir ya tenía la reserva en Semana Santa y como no pudo disfrutarla lo hace ahora».

El camping de Prades, lleno

Las zonas de interior, como es el caso de Prades, también cuentan con campings que complementan la oferta de casas y apartamentos. En el Camping Prades Park están bastante satisfechos de cómo les están yendo las cosas desde que se puso fin al estado de alarma por la pandemia del Covid-19. «Desde que se levantó el confinamiento los tarraconenses han respondido muy bien. Nos han visto como una buena opción de naturaleza y salud, aire libre y por eso hemos tenido una muy buena ocupación los fines de semana», comenta Mireia, quien añade que «los meses de julio y agosto estamos prácticamente llenos y la ocupación es la misma que la del año pasado por estas fechas. Es para estar contentos después de todo lo que ha pasado y de cómo estábamos hace un par de meses».

El perfil de los clientes del camping también es, mayoritariamente, es familiar y de catalanes.

Temas

Comentarios

Lea También