Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El violador de Salt, atado 48 horas en una cama de Mas d'Enric por insubordinación

Abdelouahid El A., de 34 años, insultó, golpeó y escupió a los guardias. Como "castigo" terminó inmovilizado durante dos días

Jordi Cabré

Whatsapp

Abdelouahid El A. está encerrado en el centro penitenciario de Mas d'Enric, en El Catllar. Había estado previamente en Puig de les Basses (Figueres). Se trata de un preso peligroso y poco sociable, aseguran quienes lo han tratado.

Su condena de 23 años está motivada por dos violaciones en la localidad gerundense de Salt, en 2008. Su carácter y su insubordinación lo han llevado muchas veces a una celda del Departament Especial de Règim Tancat (DERT), un módulo de aislamiento para aquellos reclusos peligrosos o "rebeldes" que necesitan un "castigo".

Este lunes, Abdelouahid estaba en una de las celdas del DERT y protagonizó un incidente con los funcionarios que gestionan este módulo. Se negó a obedecer las órdenes que le dictaban y luchó para evitar que lo inmovilizaran. En su boca tenía una cuchilla de afeitar, cuentan fuentes conocedoras del caso.

Abdelouahid terminó reducido e inmovilizado. Se le colocó en una celda con una cama con correas. Dos para brazos, otras dos para piernas y una a la altura de la cintura. El preso marroquí de 34 años quedó inmovilizado mientras seguía insultando y escupiendo a los funcionarios. 

Con la cuchilla en la boca, el preso seguía desafiando a los funcionarios. Cuando cedió, 48 horas después de la inmovilización, las cosas han vuelto a su cauce.

La situación no ha sido aislada. Hace un mes, en octubre, otro desafío y acto de insubordinación terminó con el preso cinco días inmovilizado. En aquella ocasión, un funcionario fue atendido en la mutua porque había sido agredido. Por suerte, fue poca cosa. En Puig de les Basses también tienen episodios con el mismo patrón.

Este español de origen marroquí fue juzgado hace una década por delitos de agresión sexual, entre otros. Quedó demostrado que había violado el 4 y 23 de septiembre de 2008 a dos mujeres en la localidad de Salt. Mossos lo arrestó y el juez lo condenó.

Temas

Comentarios

Lea También