Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Tarragona Tàrraco Tapes

«Elaboramos las tapas con mucho producto de la tierra»

El Capuccino de la Plaza de la Font tiene grandes expectativas en la ruta Tàrraco Tapes y espera superar las buenas cifras del año pasado

M. Guinot

Whatsapp
Regina, en el centro, muestra la tapa que ofrece el Capuccino de la Plaza de la Font.  Foto: Lluís Milián

Regina, en el centro, muestra la tapa que ofrece el Capuccino de la Plaza de la Font. Foto: Lluís Milián

La Tàrraco Tapes 2018 ya sacia los paladares más exigentes de la ciudad, no en vano se ha convertido por derecho propio y por la calidad que ofrece en un clásico de los eventos gastronómicos de Tarragona.

Con esta son ocho las ediciones que se han celebrado en la antigua Tarraco, un evento que cada año aglutina a muchos locales y fomenta el consumo durante dos semanas intensas. El año pasado, sin ir más lejos, se sirvieron cerca de 50.000 tapas, cifra que, sin embargo, se aspira a superar durante la presente edición. 

El jueves se oficializó el inicio de estas jornadas gastronómicas con una ruta presidida por el alcalde la ciudad, Josep Fèlix Ballesteros, la teniente de alcalde Begoña Floria y una comitiva en la que participaron representantes de Estrella Damm, la cerveza que acompaña a las tapas.

El Capuccino de la Plaça de la Font fue el local elegido para inaugurar la Tàrraco Tapes. Su propietaria, Regina, se muestra muy contenta tras la designación de su local como punto de partida de este evento gastronómico.

«Estamos muy contentos, es muy significativo que la ruta comience en nuestro local. Fue una gran ilusión que viniera el alcalde; ha compensado el esfuerzo  y el sacrificio de todo estos años», manifiesta la propietaria del local, que a su vez confiesa que no es la primera vez que la ruta comienza en uno de sus locales.

«Hace cuatro años también inauguramos la Tàrraco Tapes, aunque en aquella ocasión fue en el Capuccino Tarraco», ubicado en la Rambla Nova y que también participa en la ruta en esta edición.

La apuesta por el producto de la tierra es una de las señas de identidad del plato que ofrece el Capuccino de la Plaça de la Font. «Son tapas que esperamos que gusten, con mucho producto de la tierra: botifarra del Ebre, la mermelada, el canelón… Son todo productos con mucho arraigo en Catalunya», comenta Regina. 

Su caso es particular, puesto que regenta cinco locales, por lo que realizan una tapa por local. «Mi favorita de este año es el minitimbal de pulpo, que ofrecemos en el Regine, en Rambla Nova, 70. Consta de un timbal de patata, trocitos de pulpo y alioli gratinado», subraya. 

Sus expectativas de este año son claras: igualar el resultado del año pasado y, en el mejor de los casos, superarlo. A tenor de lo visto en los primeros dos días de la ruta y cuando aún no ha llegado el plato fuerte del fin de semana, no cabe duda de que sus expectativas están al alcance. 

Cabe recordar que las tapas cuestan 2,50 euros, un precio que incluye también un quinto o caña de cerveza Estrella Damm.

Temas

Comentarios

Lea También