Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Erasmus en Tarragona

Horarios, comida, idioma, costumbres, clima, sistema educativo, precios... son solo algunos de los cambios que los estudiantes de Erasmus se encuentran en Tarragona.
Whatsapp
Giulia Zanandreis, estudiante de Derecho en la Universidad de Trento. Foto: Lluís Milián

Giulia Zanandreis, estudiante de Derecho en la Universidad de Trento. Foto: Lluís Milián

El programa Erasmus es un plan de gestión de diversas administraciones públicas por el que se apoya y facilita la movilidad académica de los estudiantes universitarios dentro de los Estados miembros del Espacio Económico Europeo, además de Suiza y Turquía. Se creó en 1987 por iniciativa de la asociación estudiantil AEGEE Europe. Éste programa tiene como objetivo fomentar la cooperación transnacional entre universidades.

La Universitat Rovira i Virgili (URV) ofrece a sus estudiantes la posibilidad de participar en el programa Erasmus des del año que se creó la universidad, en 1992. El curso pasado (2013-14) un total de 301 alumnos de la URV realizaron un Erasmus y, en el primer cuadrimestre del curso actual, son 306 los alumnos que se encuentran en universidades extranjeras. Los principales destinos para los alumnos tarraconenses son Italia, Francia, Reino Unido, Polonia y Portugal.

Las cifras son similares en relación a los alumnos extranjeros que la URV acoge. El curso pasado vinieron a Tarragona 347 estudiantes. Y de momento, en el primer cuadrimestre del curso actual se han venido de Erasmus 228 alumnos. Los países europeos que aportan más estudiantes a la URV, de mayor a menor número, son Italia, Alemania y Francia.

Atendiendo a las definiciones de Erasmus que hacen los mismos estudiantes podemos concluir que ven ésta experiencia co mo una oportunidad de conocer otro país, de practicar otras lenguas y de conocer gente nueva. Lo consideran una experiencia muy buena para abrir la mente y también piensan que es una oportunidad para encontrar trabajo, ya que hoy en día hay algunas empresas que valoran que el candidato al puesto haya realizado una estada en el extranjero.

Erasmus ha sido el centro de muchos tópicos, los más extendidos son que los estudiantes de Erasmus solo buscan salir de fiesta e ir a «ligar». Teniendo en cuenta que en Europa, durante el curso académico 2013-14, 268.143 estudiantes realizaron un Erasmus, es evidente que con una cifra tan elevada de estudiantes de diferentes procedencias no todos pueden tener los mismos intereses e intenciones. En este sentido, el estudio que presentó la Unión Europea el pasado 22 de septiembre constata que los alumnos Erasmus tienen un 23% menos de tasa de paro cinco años después de graduarse y sus probabilidades de sufrir desempleo de larga duración (más de 12 meses) representan la mitad que en el resto de estudiantes.

Entre 200 y 500 euros al mes

Las dos ayudas principales, que son incompatibles entre sí, son la ayuda OAPEE Erasmus, que es europea y la ayuda del Ministerio de Educación. El financiamiento es para una estada máxima de cinco meses. Estas ayudas pueden oscilar entre los 500 y los 200 euros al mes, dependiendo del coste de vida del país de destino.

También existen ayudas compatibles con las anteriores como la Beca MOBINT de la Generalitat, que concede 200€ mensuales durante un máximo de seis meses. También hay la ayuda de la Universitat Rovira i Virgili que aporta 50€ durante todos los meses de la estada. Asimismo, existen otras becas más localizadas y concretas. En todas las ayudas nombradas hay un baremo de condiciones que se deben cumplir para optar a la beca.

En ningún caso el importe de estas becas cubrirá todos los gastos que el estudiante tendrá durante su estada. En este sentido la Vicerrectora d’Internacionalitzció de la URV, Mar Gutiérrez-Colon apunta que las becas son una ayuda para soportar algunos de los gastos de un Erasmus y argumenta que «si las becas cubrieran toda la estada habría muy pocas becas».

 

¿Cómo funciona en la URV?

Los alumnos que quieren irse de Erasmus tienen un listado de universidades para elegir, cada departamento exige unos varemos para que el alumno pueda ir de Erasmus. Normalmente se pide un nivel medio de la lengua del país de destino y también se exige que el alumno haya aprobado la mitad de créditos con buena nota. Según la Vicerrectora d’Internacionalització, Mar Gutiéreez-Colon, en el convenio del marco Erasmus está todo «muy bien definido muy estipulado».

Gutiérrez-Colon afirma que «los Erasmus son los embajadores de la URV», por eso tienen que ser personas responsables, con buena voluntad y con ganas de aprender y trabajar. Según Gutiérrez-Colon la filosofía del Erasmus es «que aprendas, que tengas una exper iencia vital y que conozcas otra cultura». La Vicerrectora de Internacionalització considera que el Erasmus es una experiencia «positiva es poco, que todo el mundo debería hacer». Y asegura que un Erasmus «abre la mente y la mirada al mundo y hace ver las cosas diferentes». Por ese motivo cree que los alumnos «maduran» durante la experiencia.

Para los alumnos «in» que son los estudiantes de Erasmus que recibe la URV se les hace la acogida des del International Center situado en el Campus Sescelades. También se organizan jornadas de acogida y des del Centre d’Atenció a l’Estudiant (CAE) se promueven diversas actividades lúdicas y culturales para los Erasmus. Gutiérrez-Colon afirma que intentan «mimar mucho a los Erasmus porqué ellos también son embajadores de la URV y deTarragona».

La coordinadora de movilidad del departamento de estudios de inglés y alemán, Cristina Andreu, se encarga de la coordinación académica de los Erasmus cuando llegan a la URV. La coordinadora asegura que «los estudiantes que vienen más bien preparados y los que son más disciplinados son los alemanes». Andreu cree que los estudiantes vienen «muy contentos y que se les dan facilidades». Por ejemplo, los alumnos de Erasmus tienen la oportunidad de asistir a un curso básico de catalán gratuito, subvencionado por la Generalitat. Y también se les ofrecen cursos de español a precios muy accesibles. Andreu cree que el conocimiento que los Erasmus tienen de catalán, castellano o inglés les es suficiente para comunicarse con facilidad en su día a día.

Temas

  • TARRAGONA

Comentarios

Lea También