Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Green Recovery, la solución verde a la crisis del coronavirus

Una estrategia medioambientalmente sostenible contra la recesión económica

Ana Rivera

Whatsapp
Activistas de Friday For Future frente al Reichstag.  FOTO: Kay Nietfeld/ AP

Activistas de Friday For Future frente al Reichstag. FOTO: Kay Nietfeld/ AP

La pandemia de la Covid-19 es un azote a todos los niveles: el primero y el más importante, la salud de las personas, sumado a la emergencia sanitaria que ha ocasionado. El siguiente sector cuyos cimientos ha hecho temblar el coronavirus es el económico. Grades empresas, familias, pequeño comercio… ningún bolsillo se ha podido escapar de esta grave crisis que se plantea más complicada que la de 2008, de la que aún nos estábamos recuperando, y que afecta de punta a punta del planeta. 

Ante esta difícil situación diferentes voces de diversos ámbitos sociales y más de 180 representantes políticos, sindicatos, directivos empresariales y ONG piden que la Unión Europea luche contra la recesión económica generada por el virus con una estrategia que vaya de la mano del respeto al planeta. 

Por ello han propuesto  impulsar un nuevo modelo socioeconómico que sea medioambientalmente sostenible, respetuoso, eficiente y que además pueda batallar contra el cambio climático. Es lo que se conoce como Green Recovery o recuperación verde.

Impulsada el pasado año desde el Gobierno de Dinamarca, estaba en fase de desarrollo justo cuando estalló la pandemia.

Firmada por Austria, España, Finlandia, Italia, Letonia, Luxemburgo, Holanda, Portugal, Suecia, Grecia Francia y Alemania,  buscaría transformar el modo en que los gobiernos, empresas y ciudadanos interactúan con el medio ambiente en torno a diez ejes iniciales con múltiples medidas como el uso primordial de las energías renovables, una drástica reducción de emisiones contaminantes, la remodelación de edificios que no sean eficientes, una mejora de la calidad del aire y del agua, fomentar el uso de la movilidad eléctrica, garantizar el reciclaje, la lucha contra la deforestación o la disminución del uso de fertilizantes y pesticidas químicos, principales causantes del aumento de gases invernadero, que a su vez fomentan el cambio climático.

«El virus no hará desaparecer el cambio climático ni la degradación de la naturaleza»

"El Pacto Verde europeo debe estar en el centro de nuestro arduo trabajo para recuperar una economía europea resistente», señaló la Ministra alemana de Ambiente Svenja Schulze, ya que el plan también prevé la creación de, al menos, un millón de empleos verdes y ayudará a los trabajadores de industrias contaminantes a asumir nuevos roles.

Esta Alianza Europea defiende que «la lucha contra el cambio climático debe ser el núcleo de la estrategia económica que ponga en marcha la Unión Europea para salir de la crisis ligada a la pandemia de la Covid-19». Los ya firmantes del pacto, entre los que destacan políticos, ONG o empresas como Ikea, H&M o Danone afirman estar «comprometidos a ofrecer las soluciones de inversión necesarias, alineadas con los compromisos climáticos, para revivir la economía después de la crisis».

«El virus no hará desaparecer al cambio climático ni la degradación de la naturaleza», sentencia la Alianza. «No nos olvidemos de estas dos batallas. Luchemos y ganémoslas juntos».

Temas

Comentarios

Lea También