Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Joan Negrié: "Decimos adiós con una oda a la vida"

La Sala Trono de Tarragona se despide con el espectáculo 'Això és tot'

Carlos Domènech Goñi

Whatsapp
Joan Negrié, frente a la Sala Trono, junto a los carteles de la última producción: 'Això és tot'.  Foto: Lluís Milian

Joan Negrié, frente a la Sala Trono, junto a los carteles de la última producción: 'Això és tot'. Foto: Lluís Milian

Joan Negrié nació en La Riera de Gaià (Tarragona) el 11 de julio de 1978. Desde el año 2006 es el Gestor Cultural de la Sala Trono, espacio que abrió sus puertas el año 2003. El pasado jueves se estrenó la última producción de la sala, ‘Això és tot’. Servirá para decir adiós a un espacio que se ha convertido en un referente del teatro de pequeño formato en Catalunya

 

- Entró en la Sala Trono en 2006. ¿Cómo valora estos 10 años?

- El público ha ido creciendo año a año, por eso estamos aquí. Sonará a tópico, pero la única razón de este proyecto es que en Tarragona hay público que lo quiere. Trabajamos para ellos. Cuando llegué se programaban dos funciones al mes, y ahora hay 12 como mínimo. La ocupación se ha multiplicado por seis.

 

- ¿Por qué hay que decir adiós a la Sala Trono?

- La programación ha ido aumentando en calidad. Las compañías son cada vez más potentes, las propuestas también y necesitan más espacio, más equipamientos… El público también crece y cada vez estamos más embutidos. Hace tiempo que buscamos un local nuevo.

 

- ¿No tener un espacio propio, les hará perder identidad?

- Sala Trono es una marca. La gente de la ciudad asocia Sala Trono a algo muy concreto, que es: teatro de pequeño formato, contemporáneo y de calidad. Sea en el espacio Sala Trono o en otro. Con You say tomato, la gente asociaba la obra a la Sala Trono. Y gente que no conocía el espacio también. Este será un año de producciones y la marca siempre está.

 

- ¿Qué implicación ha tenido en Això és tot?

- Tuve la idea de plasmar la situación que vivíamos. Cuando llegó el momento de tomar la decisión de cerrar la sala, dije que teníamos que hacerlo con una fiesta. Con una producción nueva que sirviera para decir adiós, pero con una oda a la vida, a la esperanza y así homenajear a la sala.

 

- Y Oriol Grau tenía que estar.

- Él la abrió y él la tenía que cerrar. Lo tuve muy claro desde el principio.

 

- Comparte protagonismo con Pau Ferran. Ellos son Sala y Trono, las dos vertientes de la sala.

- Pau Ferran contrasta con Oriol por el tema de que uno es joven y el otro no tanto (risas). Han congeniado de maravilla. Pau ha tirado de la experiencia de Oriol y Oriol de la energía y el entusiasmo de Pau. Forman un tándem perfecto. Dicen que son hermanas gemelas, y la gente se lo cree (risas).

 

- ¿Cómo ha ido el estreno?

- Hemos terminado con las entradas de esta semana, y seguramente las sesiones de la que viene también estarán completas. Al público le ha encantado. Ríen y se emocionan. Ha sido excepcional. Y estaremos ahí hasta que el público quiera.

 

- ¿Qué le diría a alguien que aún no ha visto la obra?

- Que si no viene, se habrá perdido la oportunidad de conocer un espacio mágico y una obra que cuenta la historia de una sala increíble.

Temas

  • TARRAGONA

Lea También