Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

La CUP se querella contra el conseller Milà por su vinculación familiar y personal con la Budallera

El juez le ha citado a declarar próximamente y el Ayuntamiento de Tarragona le ofrece todo su apoyo 

Diari de Tarragona

Whatsapp
El concejal de Territorio y Urbanismo del Ayuntamiento de Tarragona, Josep Maria Milà (PSC)

El concejal de Territorio y Urbanismo del Ayuntamiento de Tarragona, Josep Maria Milà (PSC)

La CUP ha presentado una querella contra el concejal de Territorio y Urbanismo del Ayuntamiento de Tarragona, Josep Maria Milà (PSC), por su vinculación familiar y personal con el proyecto del futuro barrio de la Budallera. 

Este proyecto fue elaborado por el exdespacho de arquitectos del ahora edil y, además, se da la circunstancia de que el concejal socialista participó en varias fases del proyecto y ahora es su hijo quien firma los planos de la futura urbanización de Llevant. 

Así, ante la querella y a raíz de la tramitación del PP-24 -más conocido como el Plan Parcial de la Budellera-, el Juzgado número 1 ha citado a declarar próximamente a Josep Maria Milà para dar sus explicaciones al respecto. 

Ante este hecho, el equipo de gobierno municipal ha enviado un comunicado a los medios este viernes, previo a una rueda de prensa que la CUP ha convocado esta misma tarde. En el comunicado, el Ayuntamiento asegura que "esta misma mañana, al conocer la querella, el Ayuntamiento ha facilitado al Juzgado toda la documentación de este expediente, que ha sido requerida". Desde el equipo de gobierno, además, ofrecen "total apoyo al conseller Milà ante esta ofensiva totalmente inexplicable" 

"Es difícil justificar que se presente una querella en un tema en el que se está haciendo un seguimiento técnico y jurídico exhaustivo y transparente", asegura el equipo de gobierno de Josep Fèlix Ballesteros. Según la alcaldía, "la denuncia no tiene ningún tipo de fundamento y sólo tiene como objetivo ensuciar el buen nombre y el prestigio del concejal Josep Maria Milà". Consideran, además, que se trata de "una estrategia habitual de hacer política que tiene la CUP con el fin de bloquear el gobierno de la ciudad". 

Comentarios

Lea También