Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

La Generalitat fuerza a Ballesteros a modificar el plan de la Budellera

El pleno del próximo día 17 paralizará el proyecto vigente. Los propietarios tendrán tres meses para rediseñar el plan

Octavi Saumell

Whatsapp
El futuro barrio de la Budellera debe enlazar mediante trama urbana consolidada la zona de la Vall de l´Arrabassada con las urbanizaciones de Boscos y Cala Romana. Foto: Pere Ferré

El futuro barrio de la Budellera debe enlazar mediante trama urbana consolidada la zona de la Vall de l´Arrabassada con las urbanizaciones de Boscos y Cala Romana. Foto: Pere Ferré

El pleno municipal del Ayuntamiento de Tarragona suspenderá el próximo 17 de marzo la tramitación urbanística del polémico plan parcial de la Budellera, una futura urbanización con 4.200 viviendas y unas 10.000 personas que, en el futuro, enlazará la Vall de l’Arrabassada con Cala Romana y Boscos. De esta forma, el Consistorio da marcha atrás y reinicia –prácticamente desde cero– un proyecto que ha generado malestar entre los vecinos de Llevant, hasta el punto de que el pasado 16 de enero los residentes llevaron a cabo una caminata reivindicativa en la que participaron unos 600 ciudadanos.

Según indicó ayer la portavoz del equipo de gobierno, Begoña Floria (PSC), el Saló de Plens paralizará la próxima semana el trámite del nuevo plan parcial «por las modificaciones sustanciales» que se indican en el informe realizado por parte de la Comissió Territorial d’Urbanisme del pasado 27 de enero. Se da la circunstancia de que, tras aquella reunión con los técnicos de la Generalitat de Catalunya, el alcalde de Tarragona, Josep Fèlix Ballesteros (PSC), aseguró que el Consistorio llevará a cabo las directrices del Govern «por iniciativa propia», ya que la corporación autonómica «sólo realiza recomendaciones».

Ayer, sin embargo, el ejecutivo municipal reconoció mediante una nota de prensa que el dictamen del Govern «es vinculante», por lo que desmintió las palabras de Ballesteros del pasado mes de enero. Pese a esta circunstancia, ayer Begoña Floria aseguró que «no hay ningún cambio de discurso, sólo una enmienda».

Desarrollo por etapas

Dos son las grandes modificaciones que deberá realizar la Junta de Compensació Provisional a lo largo de los tres próximos meses, que es el plazo de tiempo que le ha dado el Consistorio para que entregue el nuevo proyecto y que éste pueda volver a ser aprobado 90 días después o, lo que es lo mismo, por Santa Tecla.

El primer cambio será en la zona de equipamientos que se había reservado en la Platja Llarga para que la zona pudiera acoger un aparcamiento. Ahora, el Govern fuerza al Consistorio para que ese entorno sea considerado como zona verde.

Asimismo, otra de las variaciones es en relación a la ejecución del plan parcial, que ocupa un total de 132 hectáreas. En esta línea, el Govern insta al Ayuntamiento a desarrollar el polígono «por ámbitos pequeños y no todo a la vez», según destacó ayer Floria.

Otro de los cambios que se llevarán a cabo será que desaparecerán las tres torres de doce niveles de altura que estaban proyectadas, mientras que en el nuevo redactado se indicará que los edificios tendrán, como máximo, planta baja y seis niveles de altura. Esto se traduce en el hecho de que se deberán rebajar la mitad de los edificios previstos inicialmente.

Los propietarios lo estudian

Los propietarios de la zona de la Budellera emitieron ayer una nota de prensa en la que aseguraron «estar de acuerdo en continuar la tramitación del proyecto». En este sentido, la Junta de Compensació Provisional «estudiará» durante los próximos días el anuncio realizado ayer por parte del Consistorio.

Por su parte, la presidenta de la Federació d’Associacions de Veïns de Llevant, Gemma Fusté, calificó como de «una buena noticia» el reinicio del proyecto, si bien espera que el Ayuntamiento «ponga en marcha una mesa de trabajo» para rediseñar el plan parcial. «Sabemos que a partir de esta semana se van a reunir con todas las entidades que presentaron alegaciones, pero tememos que quieran hacer lo de divide y vencerás», afirmó ayer la portavoz de los residentes, quien aseguró que la federación de Llevant acudirá al encuentro con el Ayuntamiento con técnicos propios para poner sobre las mesa sus peticiones.

Temas

  • TARRAGONA

Comentarios

Lea También