Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

La estación del AVE centralizará los trenes de pasajeros

Poco a poco Madrid va dando a conocer un nuevo mapa ferroviario en el que Camp de Tarragona se configura como la estación central excepto para las cercanías y mercancías

Núria Riu

Whatsapp
La estación del Camp de Tarragona registrará un notable incremento de tráfico en un futuro inmediato.  Foto: dt

La estación del Camp de Tarragona registrará un notable incremento de tráfico en un futuro inmediato. Foto: dt

El secretario de Estado de Infraestructuras, Julio Gómez Pomar, lo anunciaba hace apenas dos semanas en València: las mejoras en el Corredor del Mediterrani permitirán reducir el tiempo de viaje entre Barcelona y València en treinta minutos a partir de 2018. Una afirmación que, con la posterior visita del ministro de Fomento en Cambrils, en la que señaló nuevas modificaciones en el proyecto, deja entrever los cambios que se han producido en el área de Infraestructuras desde la llegada del ministro Íñigo de la Serna.

 A partir de las diferentes afirmaciones se puede hacer una composición de cómo quedará el mapa ferroviario del Camp de Tarragona a medio plazo. Pese a que aún quedan importantes aspectos por concretarse, ya están trazadas las líneas generales. Y éstas otorgan todo el centralismo a la actual estación del AVE Camp de Tarragona, que a excepción de los trenes de cercanías y las mercancías, centralizará buena parte de los servicios ferroviarios. De hecho, así lo confirmó el propio presidente de Adif, Juan Bravo, en la reunión que mantuvo esta semana con los alcaldes de La Secuita y Perafort. «Esta estación es la gran apuesta de Adif para que a partir de 2020 sea un nudo ferroviario de primer orden», decía tras el encuentro el alcalde de La Secuita, Eudald Roca. Y prueba de estas intenciones es que, tras más de diez años batallando para conseguir acabar este equipamiento –faltaban aspectos por resolver como el suministro de agua o la gestión de las aguas residuales–, los ediles no tan solo consiguieron un compromiso en este sentido sino que además salieron con el anuncio de que va a tirar adelante la redacción del Pla de Desenvolupament de l’Estació. 

En la estación de Camp de Tarragona confluirán todos los trenes que vienen del sur y el centro de España

El documento debe servir de cara a preparar el incremento de usuarios que experimentará esta estación. La cifra de viajeros el año pasado fue de 870.000 personas. Se prevé que este año supere los 900.000, mientras que inicialmente fue concebida para un tráfico de un millón de personas, por lo que deberán abordarse temas como el aparcamiento o los servicios. Además entrará en aspectos como las conexiones o el servicio de transporte público.

Puerta de Europa
Cuando habla de esta estación, el alcalde de Perafort, Joan Martí Pla, asegura que es la «puerta de Europa». Y, según lo previsto, puede verse como el Ministerio de Fomento así lo contempla: La Secuita-Perafort será el punto en el que confluirán todos los servicios ferroviarios procedentes de Madrid y el norte de España con los convoyes del Corredor del Mediterrani, en su trayecto hacia Europa. Un enclave estratégico que, por otro lado, conllevará una nueva configuración para los servicios ferroviarios del conjunto de las ciudades que conforman este territorio.

¿Qué pasará con Tarragona ciudad? El futuro inmediato deja muchos interrogantes en este sentido. Ahora lo que falta definir es cómo serán las comunicaciones a partir de este eje principal. Lo que prácticamente está confirmado es que los 28 trenes Talgo y Euromed que cubren en trayecto Barcelona- València dejarán de parar en la estación de Tarragona. Esto relegará esta parada a los convoyes de cercanías y mercancías. 

'¿Quién le dice a Tarragona que se quedará con una estación de cercanías, media distancia y mercancías?'

Adif no ha dado a conocer su posicionamiento. Tampoco lo ha hecho Renfe, quien asegura que «se está estudiando la nueva configuración a partir de la entrada en funcionamiento de la nueva infraestructura». No obstante, y con la inminente liberalización del sector que debe llevarse a cabo, uno de los objetivos será mejorar la competitividad del servicio Barcelona-València, por lo que Tarragona quedará en un segundo termino en esta nueva disposición. Pese a ello, según Renfe, tan solo el año pasado 885.000 viajeros utilizaron los servicios de larga distancia desde la estación de Tarragona, por lo que deberá verse hasta qué punto se dará una respuesta a estos usuarios.

El diputado en Madrid de Podemos y alcalde de Altafulla, Fèlix Alonso, ha seguido de cerca los movimiento del Ministerio. «El mapa ahora está más definido, pero falta dar una solución para Tarragona y hoy para hoy no hay una respuesta. El ministerio no la ha definido ya que se trata de un tema de valentía política. ¿Quién le dice a Tarragona que se quedará con una estación de cercanías, media distancia y mercancías?».

También el portavoz de la Associació per a la Promoció del Transport Públic (PTP) en el Camp de Tarragona, Daniel Pi, considera que es clave explorar una solución. «La estación de Camp de Tarragona es buena para el largo recorrido, pero pincha cuando se trata del tráfico regional, y no debemos olvidar que representa el 80% de los viajeros».

'Nos guste o no Tarragona debe entrar a formar parte de las cercanías de Barcelona'

Cuando entre en funcionamiento el Corredor del Mediterrani se prevé una mejora del flujo de convoyes en la línea de costa. Ello debe suponer una mejora sustancial del servicio de esta línea, que tantas incidencias ha registrado en los últimos años. Con este escenario, Daniel Pi apunta que «debemos encontrar la forma para que no se rompa la linealidad y que algunas circulaciones puedan seguir pasando por aquí». Es el caso de los convoyes de media distancia que cubren el trayecto Barcelona-Tarragona-Tortosa. «Tarragona debe ser el enlace con Tortosa y Barcelona, no puede perderse la media distancia. Nos guste o no Tarragona debe entrar a formar parte de las cercanías de Barcelona», dice Alonso.

La interconexión de Altafulla
Por ello, reivindican el proyecto del by-pass o interconexión. Éste debe garantizar que los convoyes de la línea de costa se integren en la línea del AVE Madrid-Barcelona, mejorando las prestaciones y reduciendo el tiempo de viaje. El consenso está en que éste se ubique en Altafulla, aunque no verían con malos ojos, que se hiciera en L’Arboç, tal y como se había apuntado. Lo que descartan es que pueda hacerse más al norte, a la altura de La Granada, tal y como defiende la Generalitat.

El objetivo final es que Tarragona y Reus lleguen a Barcelona en menos de una hora

Fomento no ha contemplado por el momento en ninguna ocasión esta opción. Por ello, desde el territorio se está trabajando en una propuesta consensuada que permita dar una solución de cara a un futuro inmediato. «Estamos acabando de pintar la líneas», decía el portavoz de la Pdf.Camp, Carlos Montejano. El objetivo es que pueda convertirse en la hoja de ruta y que permita que tanto los tarraconenses como los reusenses puedan llegar a la capital catalana en menos de una hora de tren.

Temas

Comentarios

Lea También