Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

La instrucción del Caso Inipro se cerrará en febrero

El juez tomará declaración a cuatro testigos propuestos por cuatro de los investigados

Àngel Juanpere

Whatsapp
Alejandro Caballero –uno de los recurrentes– con su abogado Paco Zapater. FOTO: Alfredo González

Alejandro Caballero –uno de los recurrentes– con su abogado Paco Zapater. FOTO: Alfredo González

El Caso Inipro encara su recta final, al menos en lo que se refiere a la investigación judicial. Si no hay contratiempos de última hora, se prevé que el próximo mes de febrero el Juzgado de Instrucción número 1 de Tarragona dé por concluida la causa.

Y ello será posible después de que declaren los últimos cuatro testigos –propuestos por una de las defensas–. Posteriormente, el magistrado Joaquín Elías Gadea tendrá que decidir qué investigados van a juicio y cuáles saltan de la lista de imputados. 

Hace aproximadamente un año, el juez instructor había dado por terminada la investigación de un asunto –que arrancó en diciembre de 2015– al considerar que se habían practicado todas las diligencias necesarias.

El embargo, el 12 de enero de 2017, el letrado Paco Zapater –que representa a los investigados Alejandro Caballero, María Cecilia Mangini, Mario Bulzuri Marcellán y Juan Carlos Lozano– solicitó que declarasen como testigos cuatro personas más: una empleada y la conserje de Unitat Tècnica d’Immigració i Ciutadania (UTIC), una empleada del Institut Municipal de Servei Socials (IMSS) y la presidente de la Associació de Veïns Riuclar entre 2010 y 2012 –cuando ocurrieron los hechos–, Natividad Hernández.

El 18 de enero, el magistrado, mediante un auto, denegó la petición del abogado al considerar que dichas testificales eran más propias de la fase de enjuiciamiento, por lo que Paco Zapater redactó un recurso de apelación para la Audiencia Provincial, uno más de los presentados por los abogados defensores.

Todos los recursos fueron contestados mediante un auto de la Sección Cuarta de la Audiencia Provincial con fecha 30 de noviembre. En la resolución judicial, los magistrados mantenían la imputación de los investigados y descartaban el sobreseimiento.

Pero la Audiencia rechazó prorrogar la instrucción 18 meses más y declarar la causa «compleja» porque, según recordó, se concede más plazo si se tienen que pedir más diligencias, que no era el caso. 

Con dudas

En el auto judicial no quedaba claro si los magistrados accedían a la declaración de los cuatro testigos o no. Por ello, Paco Zapater solicitó un auto aclaratorio.

En el mismo se concedió que declararan estas personas, un trámite que está previsto para el mes de febrero, aunque todavía no habría fechas concretas. El abogado considera que dichos interrogatorios clave: «Se reprocha que mis representantes –todos ellos trabajadores contratados por Inipro– no trabajaron para el IMSS. Queremos demostrar que sí lo hicieron, y que cobraron por ello. Que realmente el contrato de trabajo era efectivo. El sueldo que recibían era la contraprestación del trabajo efectivamente realizado».

Para este veterano abogado, la necesidad de la declaración «era evidente» aunque reconoce que en un proceso penal no siempre se ven las cosas igual.

Tras la declaración de los cuatro testigos, el juez abrirá auto de procedimiento abreviado. En el mismo tendrá que decidir quién finalmente será juzgado y quién es desimputado.

Quedará abierta la pieza separada –que sigue bajo secreto sumarial– sobre las ramificaciones de la presunta trama en diferentes localidades catalanas.

Comentarios

Lea También