Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

La mejora de la accesibilidad del Complex Educatiu de TGN, pendiente de presupuesto

El proyecto de reforma contempla una inyección de cinco millones de euros en los próximos cuatro años

Núria Riu

Whatsapp
Las instalaciones de la antigua Universitat Laboral se construyeron a inicios de los sesenta.  FOTO: Pere Ferré/DT

Las instalaciones de la antigua Universitat Laboral se construyeron a inicios de los sesenta. FOTO: Pere Ferré/DT

En invierno del año pasado los alumnos del Institut Pere Martell salieron a la calle con mantas para protestar por el frío que hacía en el interior de las aulas. El sistema de calefacción, que es el que se instaló cuando se construyó la antigua Laboral, era un ejemplo más de los problemas de unas instalaciones viejas, en las que no se ha invertido en su mejora desde su construcción. Este año, la situación se ha arreglado «a medias».

Se ha hecho la sustitución de una parte del antiguo sistema de calefacción, así como se ha cambiado el tejado del edificio principal, que son unos 16.000 metros cuadrados. La inversión realizada, no obstante, no ha permitido abordar la tercera actuación que estaba prevista, que hacía referencia a la sustitución de los cierres, para evitar la fuga de aire caliente. Las ventanas actuales llevan más de 62 años instaladas, lo que genera corrientes de aire que dificultan que pueda mantenerse la temperatura.

Esta primera fase de reformas forma parte de un plan mucho más ambicioso que debe servir para solventar la falta de mantenimiento durante las últimas décadas. Desde el Govern de la Generalitat se hizo un proyecto en el que se cuantificó que la inversión necesaria para una puesta al día de las instalaciones debía superar los cinco millones de euros.

Ésta se dividió en cuatro años. Las obras realizadas hasta el momento suponen poco más de un millón de euros, lo que significa que aún quedan otros cuatro millones de euros aproximadamente para invertir.

Ahora mismo los interrogantes están en saber qué pasará este año. ¿El presupuesto que está preparando la Generalitat recogerá una partida para seguir adelante con la reforma o no? ¿Conseguirá el Ejecutivo de Quim Torra los apoyos necesarios para su aprobación? ¿Tendrán continuidad en el tiempo las inversiones necesarias para abordar el conjunto de la reforma? Los institutos ubicados en el Complex Educatiu hace tiempo que piden una respuesta por parte de la Generalitat.

Defienden que el recinto podría convertirse en un gran polo dedicado a la formación profesional para toda Catalunya. Para ello es imprescindible un lavado de cara de unas instalaciones por los que han pasado miles de alumnos.

Temas

Comentarios

Lea También