Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

La protesta ensombrece la cita con la multitud en la entrada del Braç de Santa Tecla

Más silbidos. La multitud increpó al alcalde Josep Fèlix Ballesteros y equipo de gobierno municipal durante el recorrido y el despliegue del Seguici Festiu 

Agnès Llorens

Whatsapp
El momento de la Entrada del Braç es uno de los instantes más espectaculares de las fiestas.  FOTO: Joan Revillas

El momento de la Entrada del Braç es uno de los instantes más espectaculares de las fiestas. FOTO: Joan Revillas

Existen tantos tipos de personas diferentes como maneras de vivir lo que, en Tarragona, son diez días intensos de fiestas. Santa Tecla es para muchos el equivalente a un buen rato de organización para asistir a todos los actos que se agolpan en el programa, pero entre la variedad de citas, hay algunas que son indiscutibles. 

FOTO: Joan Revillas

La Entrada del Braç de Santa Tecla en la Catedral  —con el Pla de la Seu lleno de ciudadanos y ante todos los elementos del Seguici Popular en un momento de máxima eclosión— es, quizás, uno de los momentos más emocionantes de todas las propuestas del segundo fin de semana de conmemoración de la patrona.

También es uno de los más antiguos, ya que esta manifestación parte del siglo XIV y representa la unión de los elementos de carácter religioso, el poder civil que se materializa en los representantes municipales y el traja de los antiguos gremios medievales, que hoy en día representan la multitud de entidades culturales y tradicionales que trabajan muy duro para hacer realidad actos como el Seguici Festiu y gran parte de los actos de los diez días de celebraciones. 

Como manda la tradición, el brazo de Santa Tecla entró ayer domingo en la Catedral de Tarragona a partir de las nueve de la noche, en la que es una de las citas más esperadas para muchos tarraconenses que marca el momento culminante de Santa Tecla, una cita que, durante la edición de este domingo, estuvo marcada por las manifestaciones de protesta en contra del actual equipo de gobierno municipal y, en especial, al alcalde de Tarragona, Josep Fèlix Ballesteros. 

Amarillo y silbidos 

La oleada de protestas populares que, durante toda la jornada de ayer se produjeron en los actos tradicionales del día, fueron protagonistas tanto durante la mañana y la tarde. Tanto en la Entrada a Ofici de la mañana como en el conjunto de actos de la procesó del Seguici de la tarde, los silbidos formaron parte del recorrido.

FOTO: Joan Revillas

Poco antes de la Entrada del Braç, hubo momentos de sonora protesta en la plaça de les Cols, la Baixada Misericòrdia y en la plaça del Fòrum, que el alcalde de Tarragona y el resto de la corporación municipal aguantaron estoicamente.

Asimismo, el color amarillo también se hizo presente durante las procesiones del dia, tanto en el vestuario de algunos representantes de los partidos políticos ubicados en la oposición como en la indumentaria de los abanderados de Santa Tecla, que este 2018 han estado los fundadores de la Víbria. 

A punto para la Mercè

Los actos festivos de Santa Tecla siguen este lunes festivo en la ciudad. Entre los actos más destacados del día se encuentran la jornada de Castells, torres i pilars que culminarán en els Pilars Caminant, en los quales mediran fuerzas los integrantes dels Xiquets de Tarragona, Colla Jove Xiquets de Tarragona, Xiquets del Serrallo y Castellers de Sant Pere i Sant Pau. 

Temas

Comentarios

Lea También