Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

La reforma del Imperial Tarraco costará 8 millones y durará 18 meses

El establecimiento no se derribará, sino que cerrará en breve para someterse a una profunda transformación. Será un recinto de cuatro estrellas con una planta de aparthotel

Octavi Saumell

Whatsapp
Imagen de ayer del edificio situado en la Rambla Vella desde hace más de medio siglo. Foto: Lluís Milián

Imagen de ayer del edificio situado en la Rambla Vella desde hace más de medio siglo. Foto: Lluís Milián

El emblemático Hotel Imperial Tarraco cerrará en pocos días, pero no para ser derribado ni para pasar a ser un edificio vacío y abandonado más de la ciudad, sino para volver a abrir a finales de 2018 con un aspecto completamente renovado. Así lo aseguraron ayer a este periódico fuentes cercanas a la negociación, las cuales indican que el plan de la empresa propietaria –Alta Diamond Projects SL– es el de de invertir unos ocho millones de euros en la mejora del espacio y encontrar un gestor para el histórico recinto, situado frente al Amfiteatre desde hace más de medio siglo.

Según ha podido saber el Diari, ya existe un primer proyecto de remodelación del edificio que fue inaugurado en julio de 1963 y que se encuentra en un evidente estado de deterioro desde hace años debido a la falta de mantenimiento del anterior propietario, la empresa HUSA, presidida por el expresidente del Futbol Club Barcelona Joan Gaspart.

El Casino seguirá igual

El plan del titular del inmueble desde el mes de diciembre de 2016 –a raíz de un procedimiento judicial– es el de cerrar este mismo mes el negocio para llevar a cabo las obras, que está previsto que se alarguen por espacio de año y medio. Este periódico se puso ayer en contacto con la propiedad del edificio, que declinó la posibilidad de realizar cualquier tipo de declaración pública, si bien sí que reconoció los problemas económicos y la falta de mantenimiento por el que ha pasado la gestora del recinto.

Este próximo martes habrá una vista en el Juzgado de Primera Instancia de Tarragona en la que el magistrado podría ordenar el lanzamiento judicial de la gestora del hotel: HITGExplotaciones Hoteleras, que es una filial del anterior propietario del emplazamiento. Una vez se materialice el desahucio, la voluntad de la propiedad es la de iniciar las actuaciones de mejora. Estas reformas se llevarán a cabo en el edificio actual, que no será necesario que sea derribado. Está previsto que se mantengan las actuales 170 habitaciones y que la categoría del local sea de cuatro estrellas. Asimismo, habrá una de las seis plantas que se destinará para un espacio de aparthotel para los inquilinos de estancias más largas.

Actualmente, la propiedad está negociando con varias firmas la futura gestión del espacio. Una de las compañías que ha sonado como futura gestora es H10 Hotels, si bien esta empresa ha asegurado a este periódico que «en estos momentos no tenemos previsto realizar ningún contrato de gestión con el Imperial Tarraco».

Otra de las cuestiones destacadas es que ni la situación legal de la propiedad ni los planes de futuro afectarán al Casino, que seguirá con su actividad habitual pese a las obras y al reciente cambio de titularidad.

‘Un espacio digno’

La situación que está viviendo el emblemático emplazamiento está siendo seguida «desde muy cerca» por parte del Ayuntamiento de Tarragona. Así lo asegura la portavoz del equipo de gobierno municipal (PSC, PP y Unió Democràtica), Begoña Floria, quien asegura que la prioridad del Consistorio es la de «garantizar que el espacio siga siendo un hotel» y que «no se pierdan plazas hoteleras».

La edil de la formación socialista se muestra «optimista» con el hecho de que el espacio «deje de ser gestionado por Joan Gaspart», ya que considera que «se pasará de un espacio en un estado decadente a otra instalación de calidad y digna, que no romperá el skyline de la ciudad».

El próximo jueves, el alcalde Josep Fèlix Ballesteros (PSC) se reunirá con los representantes del comité de empresa. Sobre ello, Floria remarca que la actuación municipal «será la misma que se ha hecho, por ejemplo, recientemente con los empleados de Bic Graphic».

Unanimidad política

El mantenimiento del espacio como recinto hotelero es una cuestión que ha generado la unión de los partidos de la oposición. El portavoz de Ciutadans, Rubén Viñuales, pide «hacer todo lo posible» para que «la ciudad no pierda plazas hoteleras». En la misma línea se expresa Pau Ricomà (ERC), quien pide al ejecutivo local que «marque una línea clara» que «fomente la llegada de turistas a la ciudad».

El líder del PDECAT, Albert Abelló, pide que el Ayuntamiento «trabaje para que no se pierda un icono turístico de Tarragona, situado en un lugar idílico». Finalmente, Arga Sentís cree que «ahora la prioridad son los trabajadores, que son las víctimas de la desastrosa gestión de la Cadena HUSA», a la vez que también se muestra partidaria de que el emplazamiento «continúe siendo un hotel, pero que esté bien mantenido y correctamente gestionado».

 

Temas

  • TARRAGONA

Comentarios

Lea También