Más de Tarragona

La vacunación se desploma un 40% en agosto en Tarragona

La provincia baja de 7.564 dosis al día a 4.619 este mes por la falta de solicitudes debido a las vacaciones. Hay más oferta que demanda

Raúl Cosano

Whatsapp
En Tarragona, las dosis administradas diarias se han reducido casi un 40% en relación a julio y un 46% si se comparan con junio. DT

En Tarragona, las dosis administradas diarias se han reducido casi un 40% en relación a julio y un 46% si se comparan con junio. DT

Agosto va camino de convertirse en el mes del frenazo de la vacunación. Salut ha arrancado una campaña de concienciación para corregir la tendencia de las últimas semanas e intentar llegar al otoño con una cobertura de vacunación más amplia, y aproximarse a ese 85 o 90% que otorgará la inmunidad de rebaño.

En Tarragona, las dosis administradas diarias se han reducido casi un 40% en relación a julio y un 46% si se comparan con junio, cuando se aprovechó el excedente de viales para alcanzar cifras de récord. La bajada es todavía más acusada en lo que atañe a segundas dosis: de las 4.879 al día puestas en julio a las 1.558 de lo que va de este mes, un retroceso del 68%. «Desde que comenzó la vacunación, hemos ido a un buen ritmo, aunque se ha desinflado un poco en este mes, porque las vacaciones condicionan, es algo que ha sucedido en todas las regiones sanitarias», admite Conrad Casas, subdirector de Salut Pública en el Camp de Tarragona y Terres de l’Ebre.

Las cifras siguen siendo más altas que las del arranque de la campaña, marcada por la escasez de enero a marzo, pero da la circunstancia de que por primera vez hay más oferta que demanda, algo impensable hace un tiempo. «Es importante transmitir la idea de que hay citas libres. La semana pasada, en Catalunya había una capacidad de administrar unas 500.000 vacunas, aproximadamente, y se pusieron la mitad», indica Casas, que incide en los intentos de sensibilización. «Hemos impulsado diferentes estrategias. Abrimos la franja de 12 a 15 años, hemos impulsado la vacunación sin cita previa, que se prevé alargar durante todo el mes de agosto, y hemos reducido de seis meses a dos el plazo de esperar para vacunarse por parte de aquellos que ya han pasado la Covid-19. El objetivo es ponerlo cada vez más fácil para llegar al máximo de gente posible».

A pesar del bajón de solicitudes, esta época estival deja un avance muy notorio en la franja adolescente de los 12 a 15 años. «Hemos dado un salto de calidad, con una cobertura que en primera dosis roza el 47% en el Camp de Tarragona. Eso quiere decir que el mensaje ha llegado a estos perfiles, con campañas intensivas. En este caso se han podido compaginar bien las vacaciones con ir a vacunarse», relata Conrad Casas. En las Terres de l’Ebre ese porcentaje es ligeramente superior y se roza la mitad del colectivo protegido con un pinchazo (un 49,8%).

Temas

Comentarios

Lea También