Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más de Tarragona

Tarragona Sociedad

La verdadera carta a los Reyes de los niños de Tarragona

¿Y si les hiciéramos caso? El árbol del ayuntamiento se ha llenado de los deseos de niños de todas las escuelas de la ciudad. Muchos sólo quieren una cosa: más tiempo con sus familias

Norian Muñoz

Whatsapp
Una niña cuelga su deseo en lo más alto del árbol del ayuntamiento.

Una niña cuelga su deseo en lo más alto del árbol del ayuntamiento. Lluís Milián

"¡Queremos pasar más tiempo con nuestros padres!" Ese es el sencillo mensaje de Jen, del Col·legi Sagrat Cor, acompañado de un dibujo de una familia. El suyo es uno de los mensajes que desde hoy cuelgan del ‘Arbre dels Desitjos’, el árbol de Navidad que preside la entrada del Ayuntamiento de Tarragona y en el que figuran los deseos de niños de tercero y cuarto de primaria de todas las escuelas de la ciudad. Leer aquellos mensajes seguramente es lo más parecido a la carta a los Reyes Magos, pero la real, la que no se echará al buzón.

Y, aunque hay deseos de todos los colores, muchos coinciden en lo mismo: poder tener cerca a las personas que quieren. Pilar, del Cèsar August, quiere que su abuelo, que vive en Perú, se ponga bueno para poder verle en verano. A Abril, de Teresianes, le gustaría que su bisabuela pudiera caminar para hacer juntas cosas divertidas y a Joan, de la misma escuela, le gustaría que su abuela viniera a Tarragona «para dar un paseo, tomar un refresco y hablar de nuestras cosas». Martina, del Sant Pau, también quiere que «todas las familias se puedan reunir y Jana, de Carmelites, anhela que a su familia la sonrisa que se le pone por estar juntos en Navidad le dure todo el año.

Tampoco falta quien quiere ver un poco más allá: Nerea, de Camp Clar, quiere que todos los niños puedan ir al colegio y Maria del Mediterrani, que todos tengan comida y casa. 

La paz en el mundo es otra constante; lo recuerdan Jana de Dominiques y también Ramy, de Riu Clar, que quiere paz en el mundo, pero también en la escuela «para que nadie se pelee»... Y mensajes ambientalistas, como el de Arnau, de El Serrallo, que le desea al planeta Tierra que gente de todo el mundo plante árboles «para que puedas respirara mejor».
El árbol terminó de decorarse, de manera simbólica, con las voces de los niños de la Escola Municipal de Música. 

Temas

Comentarios

Lea También