Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Las agresiones homófobas se triplican en la provincia de Tarragona

Un ataque múltiple a un tarraconense pone de relieve la violencia contra el colectivo LGTBI. Tarragona es la única provincia donde crecen las denuncias: pasan de 8 a 30 en cuatro años

Raúl Cosano

Whatsapp
El joven David Arjona, en su domicilio de Sant Pere i Sant Pau. Ha denunciado esta semana una agresión homófoba en Els Pallaresos. Foto: Pere Ferré

El joven David Arjona, en su domicilio de Sant Pere i Sant Pau. Ha denunciado esta semana una agresión homófoba en Els Pallaresos. Foto: Pere Ferré

Es una realidad aún subterránea pero cada vez menos oculta. «Es fundamental denunciar para visibilizar este problema», explica Eugeni Rodríguez, presidente del Observatori contra l’Homofòbia (OCH). La agresión denunciada por el joven tarraconense David Arjona en Els Pallaresos ha puesto de relieve la violencia contra colectivos LGTBI, las siglas que designan a lesbianas, gays, bisexuales, transgénero e intersexuales. La última memoria del Observatori, sobre 2018, hace hincapié en la «infradenuncia» como «uno de los principales problemas» pero también destaca una tendencia al alza, y más aún en Tarragona: cada vez son más los agredidos que se atreven a denunciar un ataque. 

«No es fácil denunciar, sobre todo en lugares pequeños. No es lo mismo hacerlo en Barcelona que en Lleida, claro, aunque en Tarragona hemos notado un aumento, también por la implantación que tenemos ahí», añade Rodríguez. 

Los datos, aunque reducidos en términos absolutos, sí muestran una tendencia. De los ocho casos denunciados en 2015 se ha pasado a los 29 de 2017 o a los 30 de 2018, triplicándose la estadística provincial. «Se nota mucho que crecen en los sitios en los que el Observatori tiene una presencia importante», dice Rodríguez, como es el caso de Tarragona, donde la entidad lleva tiempo activa. 

Tarragona es la segunda provincia de Catalunya con más casos: un 27,3% de las denuncias fueron en la provincia, por el 35,3% de Barcelona. Pero la estadística muestra otra dinámica aún más llamativa: Tarragona es la provincia catalana donde se produce un incremento más notorio de agresiones notificadas al Observatori. En cuatro años ha pasado de aglutinar un 8,1% de los casos en Catalunya a ese mencionado 27,3%. De hecho, en el resto de provincias baja ese porcentaje territorial. La reciente denuncia sufrida por David Arjona es la quinta que registra el Observatori en la provincia en lo que va de año, lo que supone «un incremento» respecto al anterior, según el organismo. 

La entidad, que ha ofrecido asistencia al joven, contactó este jueves con el Delegat del Govern en Tarragona, Òscar Peris. «Le hemos dicho que lo importante es que no haya impunidad en una agresión que ha sido muy grave», cuenta Eugeni Rodríguez. Entre sus reivindicaciones, el Observatori proponía en su memoria «impulsar la aprobación de la Ley contra la discriminación por orientación sexual, identidad o expresión de género y características sexuales y de igualdad social de lesbianas, gais, bisexuales, transexuales, transgéneros e intersexuales». Una mesa de trabajo o «la posibilidad de acercar a los Mossos a espacios donde se encuentra la víctima» son otros de los planteamientos del Observatori, que pide un desarrollo de políticas públicas LGTBI, incluso desde ámbitos más cercanos y próximos como los ayuntamientos.

En constante reivindicación
El Observatori concluye: «La prevalencia, un año más, de las agresiones físicas y verbales como primer ámbito de las incidencias registradas hace imprescindible la ejecución de políticas públicas que paren la violencia que sufre el colectivo LGTBI, con especial impacto en los hombres gais y bisexuales. Hay que garantizar su seguridad y el acompañamiento y atención legal y psicosocial a las víctimas en todo su itinerario».  

El observatorio catalán ha puesto el acento en los últimos tiempos en los ámbitos de discriminación de las personas trans, que siguen siendo «el acceso laboral y el derecho de admisión en espacios públicos», según el ente. Ante esta situación, la asociación recomienda «acabar de desplegar la Llei LGTBI catalana 57 meses después de su aprobación para garantizar la integración y la igualdad de trato y oportunidades». 

La coordinadora técnica del observatorio, Cristina Carrer, ha destacado recientemente que el informe revela un aumento del acoso a nivel de toda Catalunya. En ese caso, «los hombres gais y bisexuales son los que más casos de acoso sufren (un 50%) pero hay que destacar que una tercera parte corresponde a mujeres lesbianas y bisexuales (un 33,3%)». 

Temas

Comentarios

Lea También