Tarragona Cultura popular

Las entidades del Seguici decidirán si se celebran los pases en el Camp de Mart

Los grupos se reúnen con sus socios para explicar la propuesta que plantea el Ayuntamiento para las fiestas de Santa Tecla, y votar cuál es su postura. La mayoría de colectivos se niegan

CARLA POMEROL

Whatsapp
Imagen de archivo del Ball de Serrallonga, una de las entidades del Seguici, durante las fiestas de Santa Tecla. FOTO: PERE FERRÉ

Imagen de archivo del Ball de Serrallonga, una de las entidades del Seguici, durante las fiestas de Santa Tecla. FOTO: PERE FERRÉ

Las entidades del Seguici Popular se están reuniendo con sus socios para fijar su postura frente a la propuesta que el Ayuntamiento plantea para la celebración de las fiestas de Santa Tecla. Pese a las limitaciones derivadas de la Covid-19, el Consistorio apuesta por hacer cuatro pases del Seguici en el Auditori del Camp de Mart, repartidos entre los días 22 y 23 de septiembre. En total, podrán disfrutarlo unos 3.500 tarraconenses. Las entidades ya han celebrado la asamblea y sus socios ya han votado. La mayoría de ellas prefiere no pronunciarse ante la prensa, ya que primero quieren comunicar la decisión al Ayuntamiento. Pese a ello, según ha podido saber el Diari, la postura de la mayor parte de estos colectivos es negarse a actuar en el Auditori del Camp de Mart.

Es una obviedad decir que las fiestas de Santa Tecla de este año serán atípicas. Muchas grandes ciudades han optado ya por suspenderlas directamente. No es el caso de Tarragona, quien sigue trabajando para poder hacer algo. Lo que parece claro es que los actos más multitudinarios, como pueden ser conciertos, vermuts o correfocs, no se podrán celebrar. La duda es ahora si el Seguici Popular saldrá a la calle.

La propuesta del Ayuntamiento es hacer cuatro o cinco pases del Seguici, durante los días 22 y 23 de septiembre en el Auditori del Camp de Mart. Cada una de las actuaciones durará aproximadamente dos horas y podrán disfrutarlo unas 800 personas por sesión. Equipos de limpieza se encargarán de desinfectar la zona de butacas cada vez que se acabe un pase. Según las entidades, el Consistorio les dará todas las facilidades posibles, como por ejemplo, el traslado de la bestia hasta el Camp de Mart. Pese a ello, la idea no les convence.

Le falta carácter popular

Los argumentos que defienden es que las fiestas de Santa Tecla dejarán de ser populares si solo pueden disfrutarlas unas 3.500 personas. En condiciones normales, el Seguici puede ser visto por más de 40.000 tarraconenses. Otro de los motivos es que los miembros de las entidades deberán estar un mínimo de cinco horas dentro del recinto del Camp de Mart, con mascarilla y todas las incomodidades que implica.

La propuesta es hacer cuatro o cinco pases del Seguici entre los días 2 y 23 de septiembre

La mayoría de los presidentes de estos colectivos prefieren mantener en secreto la decisión que han tomado. Aseguran que primero deben reunirse con los técnicos municipales para expresarles su postura. Pese a ello, fuentes del Diari explican que la tónica general es la de no apoyar la propuesta del Ayuntamiento, con alguna excepción. El presidente de los Nanos Vells de Tarragona, Jorge Pérez, explica que la entidad que representa celebró la asamblea virtual el pasado miércoles. «Queríamos conocer la opinión de los socios. Nos parece una cosa tan importante que no solo podía decidir la junta. Sometimos la decisión en asamblea», comenta Pérez, quien por el momento prefiere no descubrir el resultado. «El Ayuntamiento nos dijo que respetaría mucho nuestro punto de vista», añade Pérez.

En el caso de L’Àliga –uno de los elementos más mediáticos del Seguici–, su portavoz, Javier Muniáin, explica que «la propuesta no me acaba de convencer, parece como un pase en plan Port Aventura», y añade que «quizás tenga sentido en el caso de los balls, pero no en el de las bestias». L’Àliga pertenece al Ball de Diables, entidad que ya ha celebrado la asamblea pero que, por el momento, prefiere no dar a conocer su postura.

Más receptivo se muestra el Ball de la Moixiganga, quien no ha reunido a sus socios, ya que solo son una treinta personas. El debate se ha centrado en los miembros de la junta. Su presidenta, Noemí Sans, asegura que «nuestra postura es hacer alguna cosa para las fiestas de Santa Tecla. Que el ciudadano perciba que estamos de celebración», y añade que «estamos abiertos a cualquier propuesta. Somos conscientes de que el escenario de la Covid-19 varia de una semana a otra, pero hoy en día, apostamos por hacer algo, ya sea virtual o presencial».

Por su parte el alcalde de Tarragona, Pau Ricomà, dejaba claro, hace tan solo unos días, su intención de tirar adelante las fiestas y apostaba por el Camp de Mart «por ser un marco idóneo a la hora de celebrar eventos de estas características». Pese a ello, Ricomà aseguraba que «la voz de las entidades será determinante en cualquier decisión que se tome», y añadía que «son parte indispensable e insustituible de las fiestas». Una vez conocida la decisión de los elementos del Seguici, y teniendo en cuenta las declaraciones del alcalde, todo hace pensar que las fiestas de Santa Tecla acabarán suspendiéndose.

Temas

Comentarios

Lea También