Más de Tarragona

Las entidades del Seguici empiezan a ensayar

Cinco meses para Santa Tecla. Tras el anuncio del Ayuntamiento, los grupos y collas ya se preparan para volver a una normalidad adaptada a la pandemia

CARLA POMEROL

Whatsapp
Las entidades del Seguici empiezan a ensayar

Las entidades del Seguici empiezan a ensayar

El Ayuntamiento sorprendía la semana pasada anunciando la celebración del Seguici Popular durante las Festes de Santa Tecla. Casualidad o no, algunas entidades han iniciado ya sus ensayos, respetando las medidas de seguridad y tomándose al pie de la letra el mandamiento del Procicat. El retorno de los ensayos de algunos balls tradicionales y de las collas castelleras devuelven la añorada sensación de normalidad a la ciudad.

Un ambiente distinto se respiraba el pasado domingo por la mañana en la Plaça de la Pagesia, en el corazón de la Part Alta. Los miembros del Ball de Bastons de Tarragona se hacían con la plaza para celebrar el primer ensayo después de casi diecinueve meses sin actividad. En circunstancias normales, la entidad practica en un pequeño local de la calle Santes Creus. «Es imposible ensayar allí. Decidimos pedir permiso para la Plaça de la Pagesia y nos lo dieron», explica Lídia Gil, presidenta del Ball de Bastons de Tarragona. Las únicas condiciones eran evitar las aglomeraciones de gente y acatar las medidas de seguridad. Y así lo hicieron. Acordonados por una cinta perimetral, con mascarilla, pantalla y respetando al máximo las distancias, se juntaron hasta diez dansaires de la entidad. «Teníamos claro que si se juntaba mucho público, se hubiera cancelado el ensayo», explica Gil, quien añade que «por eso lo hicimos en una hora de poca afluencia».

Los responsables de la entidad se estudiaron a la perfección las normas que plantea el Procicat respecto a la cultura popular y asociaciones festivas. A grosso modo, el documento reconoce como grupo de convivencia a una entidad, siempre que cuenta con veinte personas o menos. Gil reconoce que «no las tenía todas de empezar, porque detrás de mi hay personas y tenía cierto miedo». Ahora, que ya se ha roto el hielo, la presidenta de la entidad se muestra satisfecha con este primer contacto. «El reencuentro fue muy emotivo», añade Gil, quien se marca como objetivo «poder dar lo mejor de nosotros mismos la próxima Santa Tecla». El Ball de Bastons de Tarragona tiene la sección adulta y la infantil. Esta última también ha empezado los ensayos, pero Gil explica que ha habido tres bajas importantes.

Ensayos por grupos

Quien también se ha puesto ya manos a la obra ha sido el Cos de Dansa de Esbart Santa Tecla, entidad que cuenta con varios balls tradicionales del Seguici. Está formado por unos 25 componentes, incluyendo los monitores. Por eso, han organizado grupos de seis personas para poder ensayar con total seguridad. «Nos iremos adaptando a los cambios, pero hasta que no haya novedades, lo haremos así», explica Jaume Guasch, director del Cos de Dansa de l’Esbart Santa Tecla. La sección infantil de la entidad empezó los ensayos la semana pasada, también en grupos, repartidos entre varios días. «Entre ensayo y ensayo ventilamos la sala, cada uno lleva su agua de casa, usamos mascarilla y no paramos de ponernos el gel hidroalcohólico», comenta Guasch.

El principal cambio en esta nueva era Covid es el horario. En circunstancias normales, el Cos de Dansa ensaya sobre la diez de la noche. Ahora, la cita se ha adelantado a causa del toque de queda. «Esto nos limita por el tema de los trabajos. Nos adaptaremos seguro», añade el director.

El Esbart Santa Tecla tiene la mirada puesta ya, como la mayoría de entidades del Seguici, en septiembre. «Supongo que el anuncio del Ayuntamiento ha animado todavía más la cosa. Lo que está claro es que la gente necesita ya recuperar su vida, a pesar del virus», acaba Guasch. Las entidades culturales y festivas, una vez más, nos aportan la dosis de ilusión necesaria para poder seguir adelante.

Temas

Comentarios

Lea También