Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

La prisión de Tarragona traslada a las presas conflictivas ante la inminente llegada de Carme Forcadell

La expresidenta del Parlament de Catalunya llega este viernes al centro penitenciario de El Catllar procedente de la cárcel de Figueres: Puig de les Basses

Jordi Cabré

Whatsapp
Carme Forcadell en una imagen de archivo.

Carme Forcadell en una imagen de archivo.

Carme Forcadell, expresidenta del Parlament de Catalunya y exdiputada de ERC, dormirá en el centro penitenciario de Mas d’Enric (situado en las afueras de El Catllar) la noche del  viernes al sábado, una vez llegue procedente de la prisión de Puig de les Basses (Figueres), donde habrá permanecido 17 días junto a la exconsellera de Treball, Dolors Bassa.

Antes de su llegada a la cárcel gerundense, Forcadell y Bassa estuvieron reclusas en la cárcel madrileña de Alcalá Meco desde el día 23 de marzo, cuando el juez Pablo Llarena las citó para acusarlas de un delito de rebelión y otro de malversación. Con la moción de censura ganada al gobierno de Mariano Rajoy, el PSOE aceptó el acercamiento de políticos presos a centros catalanes y en un primer destino, la política de Xerta ingresó en la cárcel de Figueres mientras tramitaba un destino más cercano a su familia. Tras ser aceptado por Instituciones penitenciarias, era cuestión de días que se programara el traslado de la militante de ERC hasta Mas d’Enric.

Celda individual  

Carme Forcadell ocupará una de las celdas del módulo de mujeres que dispone Mas d’Enric y que a fecha de 11 de julio había un población reclusa total de 751 internos, 32 de ellos son mujeres. La llegada de Forcadell alterará la convivencia del módulo, según reconocen varias fuentes al Diari. Un ejemplo de ello es que las reclusas más conflictivas que estaban en Mas d’Enric han sido derivadas a otros centros penitenciarios de Catalunya.

Hasta la fecha una ya ha sido trasladada y otras dos están previstas para hoy jueves, según ha podido saber el rotativo. Cabe recordar que en marzo una de las reclusas prendió fuego a la ropa que tenía en la celda y tuvo que ser trasladada al Departamento Especial de Régimen Cerrado (celdas de aislamiento). Para evitar situación comprometidas o que alguien pueda «meterse» con la expresidenta, los órganos competentes ya se han encargado de reducir los riesgos con estos traslados a otros centros.

Está previsto que Carmen Forcadell se instale en una celda sin compañía, ya que a día de hoy el número de internas (una treintena) permite que la militante republicana permanezca en El Catllar sin necesidad de compartir espacio. Otras de las «comodidades» de las que podría beneficiarse es el tema de las comunicaciones, que podrían adaptarse en horario para que Forcadell pudiera tener más intimidad con sus abogados y familia.

El traslado de Forcadell se considera especial y por tanto, se trasladará a El Catllar sin pasar por otros centros a recoger otros reclusos. Una vez aquí, el protocolo debería ser el mismo que el resto de internos: revisión médica, rellenar la ficha, entrega de un kit de higiene. Finalmente, en caso de llevar cosas de valor, éstas  quedarán guardadas mientras esté dentro de la cárcel.

El precedente de Andreu Martí

El exalcalde de L’Ametlla de Mar, Andreu Martí, fue el primer político que entró en Mas d’Enric. Ingresó ya sin cargo público y por tanto recibió el mismo trato que otro interno, sin privilegios.  Martí estuvo en El Catllar del 7 al 20 de julio de 2016 cuando reunió la fianza de 600.000 euros que le exigió el juez para salir en libertad con cargos. El exalcalde está implicado en la Operación Termyca, una trama vinculada al blanqueo de dinero con contrataciones municipales de color convergente y la consultora Efial.

Masagué y su traslado a Brians I

Si Martí y Forcadell, por distintos motivos, son los dos políticos que han «estrenado» la cárcel de El Catllar, Daniel Masagué (ex alcalde de Torredembarra) pasó 17 días en Brians I. El empresario fue detenido por la trama de corrupción munipal llamada Cas Torredembarra y fue trasladado a la antigua cárcel tarraconense de la avenida República Argentina.

Sin embargo, el centro no estaba preparado para políticos, por lo que pasó las 60 primeras horas encerrado en el departamento de aislamientos y 17 días en una celda de la cárcel de Brians I, que sí tenía módulo para presos especiales. De hecho, Daniel Masagué entró en la cárcel como alcalde y sólo renunció a ello tras múltiples presiones de su propio partido, CDC.

Temas

Comentarios

Lea También