Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Las tiendas no temen a la lluvia

La edición veraniega de la Fira Fora Stocks superó el aguacero del viernes y mantuvo ayer una alta afluencia de público. Hoy cierra a las 22 horas
Whatsapp
El tramo de Rambla donde está ubicada la Fira estaba a rebosar de paseantes que buscaban en las paradas algún que otro artículo. Foto: Lluís Milián

El tramo de Rambla donde está ubicada la Fira estaba a rebosar de paseantes que buscaban en las paradas algún que otro artículo. Foto: Lluís Milián

Las gotas del viernes, el aguacero de medianoche o el sol con aire fresco de ayer por la mañana no han alterado los ánimos positivos y las perspectivas de la 13 edición de la Fira Fora Stocks de Tarragona.

Quizá el cielo encapotado, la bajada de temperaturas y la posibilidad de posponer el día de playa para cualquier otra fecha de lo que queda de agosto, también han influido para que en la tarde noche inaugural del viernes y en el día de ayer, el tramo de la Rambla ocupada por la treintena de tiendas afiliadas a la Via T, la asociación comercial más grande de la ciudad, se llenara de clientes potenciales en busca de algún artículo que necesitaran.

La nueva gerente de la Via T y ex concejal de Comerç i Turisme, Patricia Antón, destacaba la voluntad de este certamen de promocionar y potenciar el comercio local, uno de los sectores que necesita darse a conocer para poder sobrevivir. «La mayoría de las caras entre comerciantes y organizadores son conocidas porque si los resultados han sido buenos en ediciones anteriores, estos repiten nuevamente» explicaba la gerente.

Además, Antón apuntaba que la edición de verano de Fira Fora Stocks «suele ser más beneficiosa para los comerciantes que participan porque se incrementa el número de turistas que pasean por la Rambla y se acercan a los estantes».

La salud de la feria parece fuerte y las perspectivas tras unos años de crisis son optimistas. En esta 13 edición del evento –organizado por la Associació de Comerciants de la Via T y el Ayuntamiento– se está intuyendo un número de asistentes superior a otros años y se espera que se traduzca en un incremento de ventas una vez finalice hoy a las 22 horas este certamen.

A ambos lados de la Rambla Nova se han ubicado la treinetena de estantes que ofrecen desde artículos de ropa y complementos, pasando por papelería, hasta platos de comida fresca, elaborada al momento.

Los comerciantes, aliviados tras los nubarrones y chubascos, atienden a los visitantes que preguntan y remueven las piezas de ropa en busca de aquella prenda que no tienen en el armario.

Manuel Zarza, trabajador de la recién inaugurada tienda de ropa Friking, explica que son novatos en la feria, ya que han abierto hace solo unos meses. «Se acerca mucha gente a ver los productos, nos piden la ubicación de la tienda y muchas personas terminan comprando alguna de las camisetas, por lo que las expectativas son buenas», admite.

Samuel Higgs, de la clínica Viva Quiropràctica, recuerda que esta es la quinta vez que participan en la Fora Stocks. «Esta feria nos da la oportunidad de explicar directamente a los ciudadanos en que consiste la quiropràctica, aún muy desconocida en este país», cuenta mientras varias personas se acercan a coger folletos informativos.

 

Restaurantes

En esta edición hay un servicio de barra y zona gastronómica, a cargo de los restaurantes El Llagut, El Complet, El Celler de la Secuita y Sushi Take Away. Enrique Avendaño, de El Celler, espera cumplir las expectativas: 1.500 raciones de cada plato. «Es una oportunidad de oro para darnos a conocer. Ofrecemos los platos a 4 euros y es una manera de potenciar nuestra cocina».

Temas

  • TARRAGONA

Comentarios

Lea También