Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Los cambios urbanísticos bloquean 4 millones de inversión en los campings de Tarragona

Hacen referencia a la renovación y modernización de las instalaciones para desestacionalizar la temporada 

Núria Riu

Whatsapp
Los campings en Tarragona ha experimentado una importante transformación en los últimos años.  Foto: Pere Ferré

Los campings en Tarragona ha experimentado una importante transformación en los últimos años. Foto: Pere Ferré

Coincidiendo con el sesenta aniversario de estas instalaciones, el sector de camping de Tarragona se reivindica. Y lo hace poniendo en valor el peso de esta actividad en la economía local y la exigencia de «intensificar el esfuerzo de acompañamiento de las instituciones con los campings y viceversa». Así lo ponía de manifiesto el presidente de la Agrupació Càmpings de Tarragona Ciutat, Agustí Peyra, que en una comparecencia ante los medios denunció que «necesitamos seguridad jurídica para poder invertir y estar a la altura de los campings de la competencia».

Peyra explicó que el sector tiene «inversiones bloqueadas» por valor de cuatro millones anuales, que no pueden tirar adelante por los cambios en materia legislativa, que afectan a cuestiones de carácter urbanístico. 

La situación afecta principalmente a tres de los siete negocios que hay en Tarragona y que son los que están ubicados en la zona del Gaià. Estos son los principales afectados por las restricciones del Pla Director Urbanístic del Sistema Costener que aprobó la Generalitat 2005, y que fue «excesivamente duro», según apuntó.

Cambios en el POUM
El documento fue el marco a partir del que se desarrolló el POUM. Esto hizo que cuando en el año 2014 se modificó este Pla Director Urbanístic, más flexible con las actividades respetuosas con el entorno, la administración local ha tenido que adaptar también su plan general. Este procedimiento ha llevado más de tres años. No obstante, el Ayuntamiento espera que pueda aprobarse inicialmente en el pleno del mes de julio. Así lo confirmó el alcalde de la ciudad, Josep Fèlix Ballesteros, quien apuntó «el punto culminante será este verano, de forma que espero que a finales de año lo podamos tener en marcha definitivamente, ya que es una cuestión que ha durado muchos años».

Las inversiones hacen referencia a una mejora de las instalaciones

Este paso es el que desbloqueará la concesión de licencias para que estos negocios puedan actuar sobre unas instalaciones. Peyra explicó que «fundamentalmente se trata de  una puesta al día de las instalaciones para seguir creciendo en calidad y valor añadido». En esta sentido, básicamente se trata de actuaciones «para la renovación y modernización de instalaciones y actividades como bungalows y piscinas». 

Mejora de las instalaciones
El presidente de esta agrupación afirmó también que «no se está planteando la ampliación de terrenos», sino que «en todo caso de pequeños equipamientos para modificar y mejorar las instalaciones».

Por su parte, el alcalde destacó que son inversiones clave que «deben permitir alargar la temporada y desestacionalizar esta actividad».

Durante su comparecencia este colectivo quiso poner de manifiesto que «gracias a nosotros se ha podido preservar la línea de costa». Así lo afirmó el secretario de la organización, Marc Francesch, quien apuntó que Tarragona tiene «una oportunidad» de cara «apostar por el turismo de calidad». Un aspecto sobre el que también incidió el alcalde quien apeló a la necesidad de «seguir profundizando en el importante esfuerzo que se está haciendo desde esta marca, que se adecua mucho a la apuesta que estamos haciendo de turismo familiar, medio ambiente, cultura y gastronomía».

Ballesteros destacó que los campings «no suponen un sector residual ni de segundo nivel, sino que constituyen una de las ofertas más potentes».

El 'glamping' se ha convertido en el gran reto del sector del camping

La Agrupació de Càmpings Tarragona Ciutat se constituyó hace cinco años. Aglutina Las Salinas, Platja Llarga, Las Palmeras, Torre de la Mòra, Tamarit Park, Trillas Platja y Caledònia. En total suman 10.000 plazas de alojamiento, que ahora quieren relanzar con esta marca Càmpings Tarragona Ciutat.

El conjunto de estas instalaciones están instaladas en la línea de costa, en la zona de Llevant. El colectivo destacó las inversiones que se han realizado en materia medio ambiental, con placas solares, calderas de biomasa e instalaciones para la recuperación de aguas pluviales. Una apuesta en la dirección de convertir estas instalaciones de forma que se ajusten a al concepto de ‘glamping’, que nacía alrededor de 2010 y que, acuñado en el centro de Europa, hace referencia a unas instalaciones de primer nivel.

Temas

Comentarios

Lea También