Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Los detenidos tras una persecución llevaban pistolas y placas de policía

El vehículo en el que iban chocó contra el muro de la Escola Campclar. Antes circuló temerariamente por la avenida de Roma, la antigua N-340 y el barrio de Torreforta

Àngel Juanpere

Whatsapp
La grúa retirando el vehículo accidentado hasta la cercana comisaría de Mossos.  Foto: Àngel Juanpere

La grúa retirando el vehículo accidentado hasta la cercana comisaría de Mossos. Foto: Àngel Juanpere

Los tres ocupantes del coche accidentado el pasado lunes en Campclar después de una persecución de los Mossos d’Esquadra llevaban dos placas de Guardia Civil y dos pistolas de fogueo. El vehículo en el que viajaban perdió el control en la N-340A . Dos de los detenidos –hermanos– fueron puestos ayer en libertad, mientras que el tercero sigue ingresado en el hospital. Los tres son originarios de Marruecos y vecinos de Reus. El coche, un BMW con matrícula de Barcelona, sigue retenido por los Mossos. 

Los hechos se iniciaron en la rotonda de las avenidas D’Andorra y República Argentina. Una patrulla de los Mossos estaba parada y pasó el BMW. Los agentes vieron que el copiloto escondía algo en los pies. Ello levantó sus sospechas y decidieron seguir al BMW por la avenida President Lluís Companys.

El vehículo policial, en la Plaça Imperial Tàrraco, puso la sirena y las luces para parar el vehículo. Éste hizo la intención de dejar pasar a la dotación policial. Pero de repente arrancó a gran velocidad por la Via Roma, saltándose los semáforos.

En la rotonda de Autolica, el BMW dio dos vueltas y siguió hacia la carretera T-11, para volver hacia la avenida Ramón y Cajal. Accedió a la carretera de València en sentido Salou y después por la N-340A. El turismo circuló en zigzag por los tres carriles sentido Vila-seca. Al llegar al cruce con la calle Francolí de Torreforta se saltó el semáforo en rojo.

Por el barrio

El conductor se adentró en el barrio de Torreforta para llegar hasta la calle Foix, en el barrio del Pilar. Allí intentó acceder de nuevo a la N-340A y hacer un giro prohibido para ir hacia Tarragona. El conductor perdió el control del vehículo y chocó contra el muro de la Escola Campclar.

El golpe fue tan fuerte que los tres ocupantes resultaron heridos y no les dio tiempo de huir, siendo detenidos por los Mossos que iban tras ellos. Están acusados de desobediencia a agentes de la autoridad y el conductor, de conducción temeraria. 

Delante iban los hermanos Mousstohil y Mohamed B., de 27 y  23 años; detrás estaba Falsal M. Este último había sido arrestado en seis ocasiones por robo con violencia y en interior del vehículo. Y el primero en dos ocasiones por hurto. Los dos primeros pasaron a disposición del Juzgado de Instrucción 1 de Tarragona –está de guardia–, quien decretó su puesta en libertad.

Temas

Comentarios

Lea También