Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Los estudiantes declaran la huelga indefinida

Este miércoles y jueves son los días fuertes de las reclamaciones de los alumnos universitarios y de Secundaria contra la criminalización de jóvenes en los altercados de las últimas semanas

Iñaki Delaurens

Whatsapp
Miembros del SEPC reparten manifiestos informativos sobre la huelga indefinida en la entrada del Campus Catalunya de la URV en Tarragona.  FOTO: Pere Ferré

Miembros del SEPC reparten manifiestos informativos sobre la huelga indefinida en la entrada del Campus Catalunya de la URV en Tarragona. FOTO: Pere Ferré

Uno de los aspectos clave en la educación y enseñanza es el desarrollo del razonamiento y del pensamiento crítico dentro y fuera del aula. Este martes ha empazado la huelga  indefinida en las universidades catalanas; entre ellas la URV, que vio cómo la presencia de su alumnado disminuyó antes que este miércoles y jueves lo hagan todavía más tanto en la universidad como en institutos de Secundaria. El origen de la huelga no es otro que el que venimos viendo estas semanas de manifestaciones, represalias, indignación, desacuerdo y detenciones tras la sentencia del Procés.

Durante estos días, la Assemblea Juvenil de la URV llama a todos los estudiantes y jóvenes que se adhieran a la huelga indefinida convocada por el Sindicat d’Estudiants dels Països Catalans (SEPC). Las sensaciones tanto desde la URV como de los estudiantes es que los días fuertes de la huelga sean miércoles y jueves. 

Total normalidad docente en los pasillos del Campus Sescelades. FOTO: Pere Ferré

Este martes miembros del SEPC han montado piquetes informativos en diferentes facultades de la URV con el objetivo de repartir un manifiesto explicativo de la huelga bajo el lema «El jovent i les estudiants sortim al carrer!». 

En el Campus Catalunya, centro neurálgico de la concentración estudiantil estos días, desde primera hora de la mañana ya se han repartido manifiestos a las puertas de la facultad. En Sescelades ha sido a partir de media mañana que se han empezado a distribuir, incluso han tenido que imprimir de nuevos, ya que han repartido más de los calculados en un primer momento. Que todo el mundo esté bien informado de la huelga de estos días. 

El manifiesto

Hay cuatro grandes motivos por los que se convoca la huelga: para exigir la libertad de los detenidos en la movilizaciones de las últimas semanas, fruto de la sentencia del Procés; por la necesidad de romper con la normalidad ante la situación excepcional del momento que vivimos; para luchar contra la criminalización de los jóvenes y del movimiento estudiantil; y para mantenerse organizados y dar respuestas dinámicas y contundentes como en los últimos días.

Además, en el mismo manifiesto, los estudiantes instan a: el posicionamiento de la rectora de la Universidad antes los actos de los últimos días; su retracción contra las acusación es públicas hacia el alumnado de su propia universidad, criminalizando los actos del 17 de octubre en el rectorado de la URV; el derecho a obtener el retorno íntegro del importe de la matrícula en caso de hospitalización debido a los daños provocados por la violencia policial o aprisionamiento preventivo de manifestantes; y la suspensión de las actividades evaluativas que tengan lugar durante el periodo de huelga o que no se tengan en cuenta con los manifestantes que acaten las convocatorias de huelga de estos días.

Pese a que se han visto menos estudiantes que otros días, este martes los alumnos asistentes han podido hacer clase sin ningún problema

Pese a que se han visto menos estudiantes que otros días, este martes los alumnos asistentes han podido hacer clase sin ningún problema. En este sentido, fue una jornada de normalidad en pasillos, cafetería, biblioteca y aulas. 

Desde el Rectorado de la URV se ha enviado un correo electrónico a todos los profesores de la universidad para aconsejarles que durante la huelga no se lleven a cabo actividades evaluativas. Desde la URV se respetan los derechos de los alumnos que quieren hacer huelga y también los que quieren seguir yendo a clase. Más allá de la recomendación, cada profesor es libre de realizar exámenes o enviar los trabajos que considere.

Debate estudiantil

En la terraza de la cafetería del Campus Sescelades un grupo de alumnos de Ingeniería debaten sobre la huelga. «Me parece muy mal porque yo pago 2.500 euros de matrícula y no puedo hacer clase. Además, teníamos un examen para el jueves y no sabemos cuándo lo vamos a poder hacer. Todo el mundo tiene su derecho a manifestarse pero no quiero que me quiten mi derecho a hacer clase», explica una estudiante. 

Por lo visto, algunos profesores han decidido cambiar de día las sesiones teóricas de este miércoles y jueves por la falta de estudiantes. Pues tras consultarlo con los alumnos, la ausencia sería de dos terceras partes de la clase en algunos casos. Algunos docentes mantienen la opción de atender consultas en el despacho.

El debate sigue: «Creo que la sentencia del Procés es injusta y es normal que haya reacciones y la gente salga a la calle, pero no veo bien que se suspendan las clases». A lo que otro responde que «si los profes consideran que hay motivos para hacer huelga están en su derecho. El objetivo es paralizar el país y haces huelga es para manifestarte».

«Estoy a favor de la huelga. Han encerrado a gente en la prisión y es una gran injusticia. La gente ha salido a la calle para solucionarlo y se ha encerrado a más gente. Ya no hay marcha atrás. Hasta que no se ponga cabeza y se sienten a hablar no pararemos de hacer cosas».

«Muchas cosas que se cuentan no son verdad. Se dice que hay miedo de que rompamos mobiliario de la universidad pero aquí lo máximos que hemos hecho es una asamblea», comenta otro alumno de la URV. 

Uno de los temores son los exámenes, pues «si hay clase vendremos. En dos semanas tenemos los parciales, así que estamos en la entrecruzada de manifestarnos o aprobar». Un compañero sentencia: «Los exámenes se pueden recuperar, los derechos no». 

Temas

Comentarios

Lea También