Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Macrocontrol policial en Campclar para 'limpiar' el barrio de drogas

Los agentes inspeccionaron cinco bares, en los que se detectaron diferentes irregularidades administrativas, como falta de documentación o deficiencias de salubridad

Àngel Juanpere

Whatsapp
Los agentes durante el registro en uno de los cinco bares de Campclar inspeccionados. Foto: àngel juanpere

Los agentes durante el registro en uno de los cinco bares de Campclar inspeccionados. Foto: àngel juanpere

El despliegue de unos setenta agentes de tres cuerpos policiales –Mossos d’Esquadra, Guàrdia Urbana y Cuerpo Nacional de Policía– el jueves por la noche en el barrio tarraconense de Campclar provocó expectación en el vecindario, principalmente la zona de la Rambla de Ponent –cerca de la antigua N-340–, donde se concentró la operación. Ésta consistió en el registro de cinco bares, donde se identificaron a casi un centenar de personas. Nueve de ellas fueron sancionadas por tenencia de sustancias estupefacientes, según apuntaron fuentes policiales. El operativo se prolongó durante aproximadamente una hora y media.

Sobre las siete, casi una veintena de vehículos policiales se desplegaron en la Rambla de Ponent, que quedó cortada al tráfico en el tramo cercano a la N-340A. Los agentes ‘tomaron’ de forma simultánea los cinco establecimientos objeto del dispositivo, ante las caras de estupefacción de las numerosas personas que en aquellos momentos se encontraban en el interior. Los policías indicaron a los clientes que se pusieran en pie y uno a uno fue registrado en busca de alguna sustancia estupefaciente o arma prohibida. Asimismo –al tratarse la mayoría de ciudadanos extranjeros–, la Policía Nacional comprobaba si su estancia en el país era irregular. En caso negativo, se les dejaba marchar.

Entre los cinco bares fueron identificadas 97 personas. En cuatro de los establecimientos fueron encontradas personas que llevaban droga. De los nueve casos, ocho portaban hachís y uno, marihuana.

En uno de los bares donde no había nadie que llevase estupefacientes fue detenido un hombre por infracción a la Ley de Extranjería. En otro establecimiento uno llevaba un arma prohibida. También cuatro personas fueron emplazadas para acudir a la comisaría de Policía por infracción a la Ley de Extranjería.

Los locales

Entre los objetivos de la operación fuguraba inspeccionar el interior de los locales así como la documentación. Los agentes de la Unitat de Policia Administrativa de la Guàrdia Urbana impuso 17 denuncias por falta de documentación –había problemas en todos los locales– y tres de ellos presentaban problemas de salubridad.

Por otra parte también se realizó un control de tráfico. En el mismo se controlaron cuarenta vehículos. Cinco conductores fueron multados y uno dio positivo en el drogotest, por lo que se le denunció por vía administrativa.

El inspector responsable de la comisaría de los Mossos del Tarragonès, Vicenç Lleonart, apuntaba al Diari que la intervención del jueves formaba parte de las que habitualmente se realizan tanto en los barrios y en la ciudad con el objetivo de controlar tanto los actos incívicos como las infracciones administrativas o penales. «Queremos también incrementar la sensación de seguridad del ciudadano», señaló. Añadió que también es una forma de responder a las quejas ciudadanas

Temas

  • TARRAGONA

Comentarios

Lea También