Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Madres (y padres) que son auténticos gigantes

Medio millar de personas recorren las calles en la Cercavila del Col·legi de les Dominiques 

Agnès Llorens

Whatsapp
La cita terminó delante del Mercat Central.  FOTO: FABIAN ACIDRES

La cita terminó delante del Mercat Central. FOTO: FABIAN ACIDRES

Energía les sobra. La Colla Gegantera del Col·legi de les Dominiques de Tarragona cuenta con el interés de una comunidad de madres, padres y alumnos dispuestos a invertir parte su tiempo libre para que la entidad siga siendo, durante muchos años más, una de las agrupaciones de tradición popular en el ámbito educativo más activas de Tarragona. 

Este domingo muchos celebraron el Día de la Madre y, en el Col·legi Sant Domènec de Guzman esta celebración se expandió con motivo de la Trobada Gegantera que reunió a medio millar de personas y a 21 Colles Geganteres de ámbito escolar para celebrar el veinte aniversario de una entidad que tiene el poder de unificar el trabajo de todos; profesores, alumnos y progenitores. «Es bonito poder celebrar esta ornada coincidiendo con el Día de la Madre», explicaba, junto antes de empezar la Cercavila, el vicepresidente de la Colla Gegantera del Col·legi de les Dominiques de Tarragona y director técnico del centro educativo Marcel Pallejà, que detallaba que los progenitores de los alumnos suponen «el empujón necesario» para completar la tarea de los docentes en una entidad tradicional que se renueva con la llegada de cada nueva promoción de alumnos. 

En la colla gegantera todos tienen alguna responsabilidad. Los alumnos de Primaria y Secundaria se encargan de transportar los gegantons y nanos de la entidad, los padres cargan los gegants más grandes −Sol y Lluna, que hace diez años fueron reformulados siguiendo el modelo original por el artista reusense Manel Llauradó−y las madres se ocupan de sacar a al calle a la cuca de la entidad. Aunque los responsables del centro educativo apuntan que la Colla Gegantera del Col·legi de les Dominiques pertenece «al conjunto de la escuela», en el día a día, las actividades de la entidad -una de las más activas de Tarragona en este ámbito- son responsabilidad de un colectivo formado por una cincuentena de personas. 

Ayer, a las 12 del mediodía, el Sol, la Lluna y sus invitados tomaron la calle. Y no lo hicieron solos, sino que les acompañaban colles geganteres escolares y tradicionales de Tarragona y localidades de los alrededores como Reus, Salou, Barberà del Vallès, Bràfim, Amposta o El Catllar, entre otras, que unieron a medio millar de personas que cerraron el recorrido en la Plaça Corsini. 

«Estamos satisfechos con la implicación de alumnos y padres», se enorgullece Pallejà, que apunta que las actividades de conmemoración se han ocupado de reflexionar sobre el futuro del universo geganter. «Hemos hablado de este tema en la mesa redonda que celebramos esta semana con varios expertos y coinciden en afirmar que el futuro de las entidades geganteres se encuentra también en el mundo escolar», explica. De momento, La Colla Gegantera de Dominiques  mantiene la intención de poder seguir activos y con el objetivo de organizar un «acto importante en el futuro». De momento, les sobra energía, gracias a la aportación de madres y padres que son auténticos gigantes del día a día. 

Temas

Comentarios

Lea También