Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Mamis community manager

Conciliar la vida familiar y laboral es la pesadilla de miles de mujeres. La solución pasa, en muchas ocasiones, por poder trabajar desde casa

Gloria Aznar

Whatsapp
Elsa Barrera con sus herramientas de trabajo, en su domicilio de Amposta, al mismo tiempo que puede estar con su hija pequeña Carla, de dos años y medio.

Elsa Barrera con sus herramientas de trabajo, en su domicilio de Amposta, al mismo tiempo que puede estar con su hija pequeña Carla, de dos años y medio.

Wonder Woman podría trasladar sus superpoderes a las mujeres de carne y hueso que cada día entablan una batalla contra no se sabe muy bien qué dioses para poder conciliar su vida familiar con la laboral. La casa, los niños, la compra, el cuidado de los abuelos… son en más ocasiones de las que nos gustaría cuestiones todavía demasiado femeninas. Conscientes del ingente esfuerzo que ello representa y de las insuficientes horas diarias, Billie Sastre y Franc Carreras pusieron en marcha hace un año la empresa www.mamisdigitales.org para convertir a mamás en las mejores community managers del mercado y ponerlas en contacto con empresas que necesitan sus servicios. Todo ello sin salir de casa. 

Una de estas mamis, en cartera, es Elsa Barrera, de Amposta, una emprendedora nata. Elsa, de 36 años, tiene en marcha dos proyectos en internet que compagina con un trabajo en un establecimiento. «Para hacerlos funcionar iba mirando tutoriales de márketing online en Facebook, red social a la que estoy bastante enganchada». Y fue así como se topó con mamis digitales. No se lo pensó dos veces. «Me apunto, pensé. Quiero ser community manager». Sólo había un inconveniente, aportar los casi 1.000 euros que cuesta el curso de acceso. «Pero un día descubrí que Blemil Blevit daba unas becas. Hicimos un vídeo, lo enviamos y pasé a la siguiente fase». Actualmente está en el período de preparación. 

Elsa lleva cuatro cuentas de Facebook de empresas. También altruistamente la de los Gegants de Amposta. «Como no puedo llevar los Gegants, pues llevaré el Facebook», explica divertida. Dos de las páginas web que administra son de ofertas infantiles y de extraescolares (www.femactivitats.cat y www.letsgoparty.cat).
«La formación de acceso a mamis migitales es algo más que un curso, es una comunidad», aclara. Ponen en marcha un grupo de Facebook para las madres de cada edición con la idea de compartir experiencias y resolver en común dudas que surgen resolviendo los ejercicios, todo ello bajo la supervisión de una tutora. Una vez finalizado, el grupo se mantiene en el tiempo, no se disuelve. «Siempre que tienes un problema te ayudan, te orientan sobre cómo enfocarlo. Por ejemplo, al principio, cuando trabajas con una empresa y te piden un presupuesto, lo puedes consultar». Pero lo más interesante es la proyección laboral; se multiplican las oportunidades para trabajar en un futuro ya que existen empresas que contactan directamente con mamis. 

Lo que más valora es poder ejercer la profesión que le apasiona y la flexibilidad laboral. «Puedo estar con las niñas en el cursillo de natación y al mismo tiempo trabajando con el móvil. Contestar mensajes de no sé quién o colgar un post en el Twitter de alguien. Estoy supercontenta». 

Elsa no piensa cerrarse ninguna puerta. «Buscaré empresas de todo tipo, no hace falta que sean locales ya que podré llevar una compañía de la otra punta del país». No descarta nada pero «estaría encantada de llevar empresas de marcas de bebés. Aunque si me tocara trabajar con una marca de coches conocería hasta el último tornillo porque cuando me implico, lo hago al 100%». Ahora toda su ilusión está puesta en el futuro. «Quiero ser madre digital», afirma. 
Las mamis digitales celebraron su reunión anual en la feria eShow de Madrid, los días 25 y 26 pasados. Allí Marta, Amor, Laura, Isabel... se conocieron físicamente y también a sus bebés. 


Es importante destacar que un 57% de las mujeres afirma haber renunciado a un trabajo por no ser compatible con su maternidad, según un estudio de IESE en colaboración con Laboratorios Ordesa. Por su parte, el Instituto Peterson (PIIE-2016) concluye que ellas son más productivas en cuanto a fluidez digital.

El estrellato de las redes sociales

Billie Sastre, profesora de márketing online en diferentes universidades, es la cofundadora junto con Franc Carreras de la comunidad online para madres

Billie Sastre es cofundadora junto con Franc Carreras de mamisdigitales.org. Es profesora de márketing online en varias universidades y su trabajo consiste en identificar las oportunidades que brindan las redes sociales para conectar con sus clientes. Esta comunidad online cuenta con 120 madres de las que la mitad ya han terminado su preparación y están trabajando, algunas desde lugares como Chile, Perú, Colombia, México y Argentina. «Los fundadores vivimos en Catalunya pero la geografía no importa», explica. 

Sastre habla de tres tipos de madres: la mayoría, las freelance, entran a formar parte de las ofertas de trabajo. Las segundas, que tienen un proyecto  propio, una empresa, quieren aprender sobre redes sociales. Y por último, las que buscan un trabajo fijo en una compañía. 

En cuanto a las empresas, éstas van desde las grandes industrias, que buscan una madre para una gestión específica. También están en contacto con agencias para hacer algunas de sus acciones y «tenemos muchas pequeñas empresas». Colegios y dueños de negocios locales son otros de los perfiles. Sastre sostiene que «las empresas quieren ayudar a la conciliación pero quizás contratar les implica un mayor esfuerzo».

¿Qué debe hacer una madre para ser Community? En primer lugar, apuntarse al programa de la comunidad cuando está abierto, que no es todo el año, va por temporadas, «Cuando tenemos más disponibilidad para estar por ellas», asegura. Después tienen que completar un formulario. «Y nosotros evaluamos si tienen experiencia, disponibilidad y ganas de realizar el proyecto. También deben pasar una entrevista telefónica y el curso de aprendizaje, que cuesta 997 euros. «Nuestro valor añadido es que para gestionar las redes sociales sólo hace falta una conexión a internet, un móvil y un ordenador. Se puede compatibilizar con la labor de ser madre», dice.

Temas

Comentarios

Lea También