Nace una iniciativa para llenar de flores los balcones

La propuesta quiere dar color a la ciudad, mejorar la estética y fomentar la sostenibilidad

NÚRIA RIU

Whatsapp
Jorge Herrero es uno de los impulsores de Flors als Balcons. FOTO: DT

Jorge Herrero es uno de los impulsores de Flors als Balcons. FOTO: DT

«Tenemos una misión, que es la de llenar de flores los balcones». Con este claro objetivo, ayer se presentaba en Tarragona una nueva asociación, que ha nacido bajo un nombre que ya es toda una declaración de intenciones: Flors als Balcons.

El proyecto lo han impulsado Jorge Herrero, Carlos Mollá y Marta Ricomà. Empezaron a trabajar en febrero con esta propuesta que quiere dar color y mejorar la estética de la ciudad. «No tan solo supondrá una mejora de cara a los vecinos, sino también hacia el turismo, ya que si ven los edificios bien cuidados la imagen que se llevarán será muy diferente», decía Herrero.

Los creadores de Flors als Balcons también están convencidos de que el comercio se verá beneficiado por esta apuesta para embellecer el espacio urbano. Para ello, la Via T se ha sumado a la iniciativa que oficialmente arrancaba ayer.

La estética, la cooperación entre los vecinos y la sostenibilidad son los valores que persigue esta iniciativa. De hecho, quiere conseguirse que las comunidades de vecinos se pongan de acuerdo para que haya cierta homogeneidad en los bloques y que escojan entre todos una misma variedad de planta. En este sentido, la asociación, sin animo de lucro, cuenta con un equipo de asesores y de expertos en tierras, plantas, plagas y medioambiente, para asesorar a las personas que quieran animarse a participar.

Herrero explicó que están trabajando para confeccionar una lista de una veintena de plantas, que son las que se adaptan mejor a las condiciones climatológicas de Tarragona. «Habrá variedad según si tienen más o menos flor o si necesitan que se rieguen más o menos ya que queremos que todo el mundo adquiera la flor que pueda cuidar», explicó.

La organización ha llegado a acuerdos con distintos proveedores para animar a los tarraconenses a sumarse a la iniciativa. Así, a través de la página web de la entidad y de las redes sociales podrá adquirirse un kit básico. Incluirá la tierra, las flores y las jardineras y podrá comprarse por un precio de 19 euros. «La idea es que la gente se ponga en contacto y que pidan consejo al comité de expertos», añadía Herrero.

La idea surgió tras conocer la historia de una señora de Sydney que tenía al lado de casa un descampado. Poco a poco empezó a plantar flores y ponerle bancos, mesas y luces. «Hoy es uno de los jardines más importantes de Australia en el que incluso se celebran bodas», explicaba. Siguiendo la senda del cambio que impulsó esta mujer, los promotores de esta iniciativa consideran que Tarragona debe ganar verde. «Estamos en una zona en la que necesitamos rodearnos de un paisaje sostenible y de verde, a causa del aire de las industrias químicas», decía. Paralelamente, la entidad ya se ha puesto en contacto con la organización Viles Florides, que impulsa la apuesta por el verde desde la administración pública.

De momento, el número 35 de la Rambla Nova ya se ha sumado a esta iniciativa y los pisos que quedan arriba de la joyería Zaida han sido los primeros en participar en un proyecto que quiere movilizar a la ciudadanía para que se implique en esta mejora. «Juntos podemos hacer mucha fuerza para revertir las ciudades», decía Jorge Herrero, quien defendió que la iniciativa «viene de la gente para la gente».

Temas

Comentarios

Lea También