Niegan evidencias históricas de la existencia una segunda torre en Montblanc

Según la Real Sociedad Arqueológica Tarraconense, las representaciones gráficas antiguas que el Ayuntamiento toma de referencia, como el grabado de Beaulieu, muestran "numerosas inexactitudes y licencias artísticas"

ACN

Whatsapp
Imagen de la reconstrucción del portal de Sant Francessc y de la segunda torre. ACN

Imagen de la reconstrucción del portal de Sant Francessc y de la segunda torre. ACN

La Real Sociedad Arqueológica Tarraconense (RSAT) concluye que "no hay evidencias físicas, históricas ni documentales" que certifiquen la existencia de una doble torre en el portal de Sant Francesc de Montblanc.

El informe recoge que los restos arqueológicos de las intervenciones hechas en 2017 y 2020 únicamente ponen de manifiesto la presencia de una "estructura, parcial, arrasada e incompleta". Según esta entidad, las representaciones gráficas antiguas que el Ayuntamiento de Montblanc toma de referencia, como el grabado de Beaulieu, muestran "numerosas inexactitudes y licencias artísticas". En definitiva, afirma que la construcción de esta segunda torre no es "pertinente" y que "distorsiona" la singularidad del recinto amurallado de la villa.

A partir de la petición de un grupo de historiadores locales que discrepan del Ayuntamiento y cuestionan la existencia de una doble torre, la Real Sociedad Arqueológica Tarraconense se ha posicionado respecto a esta intervención. La asociación ha redactado un informe de 23 páginas donde analiza la documentación técnica del proyecto de rehabilitación del portal de Sant Francesc. Su presidente, Joan-Vianney M. Arbeloa, que es el ponente del texto, indica que las referencias históricas son "escasas".

Copia del croquis del el historiador Ramon Cantó y Espinach -copia adaptada de un grabado original francés- que dibuja el portal de Sant Francesc de Montblanc con doble torre. ACN

En cuanto a las representaciones gráficas que dibujan dos torres, el experto destaca que, tanto el grabado de Beaulieu -publicado en París en 1668-, como la obra del historiador de Montblanc Ramon Cantó, presentan "inexactitudes" que hacen dudar de su fiabilidad. En cambio, señala que el grabado de los Goigs de la Mare de Déu de la Serra, del siglo XVII, ofrece una "visión más realista" de Montblanc, con una única torre.

A pesar de que Arbeloa recalca que las campañas de excavación hechas en los últimos años en Sant Francesc se han hecho de manera "impecable", indica que los restos descubiertos "no demuestran, por sí mismos, que correspondan en una torre edificada" en este lugar. Lo argumenta por la escasez de los restos conservados y la ausencia de elementos que tengan coherencia con las ruinas conservadas, como por ejemplo la zanja de fundamentación de todo el muro occidental de la torre.

Otro de los argumentos, según la RSAT, para negar la existencia de una segunda torre es que el recinto amurallado de Montblanc lo construyó la gente del pueblo en el siglo XIV. Es decir, se trataría de una construcción humilde, con las estructuras "imprescindibles para la defensa de la villa, como son las murallas, portales y torres, puesto que su coste era muy elevado".

Así mismo, Arbeloa dice que no hay ninguna evidencia documental ni física que sostenga que se hayan derrocado torres concretas por causa de un conflicto bélico como la Guerra dels Segadors. "No hay, hoy en día, ninguna evidencia física o documental de la destrucción de las torres en este periodo a causa de un conflicto bélico, y las afectaciones en torres que conocemos son más recientes y tienen otras causas", destaca.

Por todo ello, desde la RSAT afirman que el proyecto de rehabilitación del portal de Sant Francesc con la construcción de una segunda torre puede suponer un incumplimiento del artículo 35 de la Ley 9/1993, de 30 de septiembre del Patrimonio cultural catalán. "Es un falso histórico, poniéndola se puede tergiversar la historia; entiendo que su voluntad es mejorar el conjunto arquitectónico, pero Montblanc tiene suficiente entidad y tendría que estar orgulloso", ha valorado Arbeloa. También espera que se pare de forma cautelar la actuación y que las administraciones reconsideren esta decisión.

El proyecto sigue adelante

Mientras que los opositores al proyecto aplauden la valoración de la RSAT, el Ayuntamiento de Montblanc se mantiene firme en su decisión. El alcalde, Josep Andreu, recuerda que el proyecto ha pasado por la Comisión Territorial de Patrimonio de la Generalitat hasta tres veces y que se ha aprobado por unanimidad, con los correspondientes informes arqueológicos. A su vez, remarca que profesionales como el arqueólogo medievalista Josep Maria Vila han avalado la existencia de la doble torre y que sus detractores tendrían que haber presentado alegaciones durante el periodo de exposición pública.

Andreu ha afirmado que las conclusiones del informe de la RSAT son "un poco débiles" y que no las considera "vinculantes". Además, dice que es la primera vez que la entidad se pronuncia sobre el conjunto monumental de Montblanc: "El proyecto medieval ha avanzado mucho en la recuperación de la muralla en los últimos 40 años; en cambio, no lo ha hecho nada del conjunto arqueológico romano de Tarragona".

"Respeto la opinión de la RSAT, pero es una opinión más", declara Andreu. "El informe decisivo según la ley es el de la Comisión Territorial de Patrimonio; ahora tendría que volver el dinero del 1% Cultural", añade. En concreto, representan 750.000 euros aportados por el gobierno español para financiar la reconstrucción de la torre de la discordia. El consistorio prevé acabar las obras durante la primera mitad del año 2021.

Temas

Comentarios

Lea También