Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Tarragona Judicial

Pagan 1.000 euros de fianza para que se siga investigando el párking Jaume I

El Ayuntamiento fue quien solicitó un depósito de  102.450 euros a la acusación popular –Veu Ciutadana– para seguir personados en la causa, pero el juez decidió reducir la cuantía porque se trata de una entidad sin ánimo de lucro

Carla Pomerol

Whatsapp
El equipamiento se planteó como un aparcamiento inteligente con 600 plazas en el centro de la Part Alta. En 2002 se concedió la obra, pero el párking nunca ha funcionado. Foto: Pere Ferré

El equipamiento se planteó como un aparcamiento inteligente con 600 plazas en el centro de la Part Alta. En 2002 se concedió la obra, pero el párking nunca ha funcionado. Foto: Pere Ferré

La plataforma que denunció el caso del párking Jaume I ha pagado 1.000 euros de fianza para que el titular del Juzgado de Instrucción número 3 de Tarragona continúe investigando el caso. Así lo marca el artículo 280 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal, que contempla que el querellante –en este caso, la plataforma Veu Ciutadana– deberá prestar una fianza fijada por el juez. Hace nueve años que la entidad decidió denunciar el caso del párking más tristemente famoso de la ciudad, pero no ha sido hasta ahora cuando se les ha pedido que hicieran efectiva la fianza.

Fue el mismo Ayuntamiento de Tarragona –que está personado en el caso en condición de perjudicado y de posible responsable subsidiario– el que solicitó la fianza a la plataforma denunciante, o lo que es lo mismo, a la acusación popular, para cubrir así los gastos resultantes de la investigación. La cuantía que proponía el consistorio era de 102.450 euros.

El pasado mes de octubre, la Sección Segunda de la Audiencia Provincial dio la razón «parcialmente» al Ayuntamiento de Tarragona, aunque marcaba que debía ser el juez instructor quien determinara la cuantía del depósito. La Fiscalía, por su parte, la fijó en 600 euros, y el juez, en 6.000. La plataforma tenía un plazo de diez días para hacer efectivo el pago.

Fue en ese momento cuando Veu Ciutadana decidió presentar un recurso, en el que la plataforma aseguraba que nunca había pedido pruebas que significaran un coste para las arcas públicas. Además, la entidad alegaba que era una organización sin ánimo de lucro y que no recibía ningún tipo de aportación económica, ni cuotas de los socios. Aseguraban no poder hacer frente a la fianza porque era «desproporcionada» y propusieron al juez pagar la cuantía de un euro simbólico para que así no les apartaran de la investigación del caso del párking Jaume I.

El pasado 21 de marzo, el titular del Juzgado de Instrucción número 3 de Tarragona, Antoni Gambón Vilalta, dictó un auto donde confirmaba que la acusación popular debía hacer frente a un depósito, que no podrían librarse. El auto también decía que la cuantía debía ser «razonable y proporcionada, para responder de las resultas del juicio (...), y sin que ello impida u obstaculice gravemente su ejercicio –refiriéndose a la acusación popular–». 

Finalmente, el juez se desdice en el auto y decide reducir la fianza de 6.000 a 1.000 euros. Aun así, la plataforma denunciante no contaba con este dinero. Según ha podido saber el Diari, un ciudadano de Tarragona decidió aportar la cuantía de 1.000 euros a la plataforma para que el caso siguiera adelante y no se apartara a Veu Ciutadana del procedimiento. El pasado 18 de marzo, la entidad hizo efectivo el pago.
Por su parte, fuentes municipales aseguran que fueron los servicios jurídicos del Ayuntamiento  los encargados de cuantificar los gastos de la investigación, que ascendía, según ellos, a más de 100.000 euros. 

Una gran deuda

El párking Jaume I se planteó como un aparcamiento inteligente con 600 plazas en el centro de la Part Alta de Tarragona. La obra se concedió en abril de 2002 a la UTE formada por Aparcaments Municipals y Sistemas Alem, con un presupuesto de 3,9 millones de euros. Finalmente, el equipamiento ha supuesto un endeudamiento de 30 millones de euros a las arcas municipales y mantenerlo cuesta un millón de euros al año. Nunca ha funcionado.

Temas

Comentarios

Lea También