Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

¿Pasarán los viajeros por el exterior y las mercancías por el centro?

El proyecto del tercer carril se deshincha mientras vuelve a coger fuerza la necesidad de recuperar la línea Reus-Roda

Núria Riu

Whatsapp
La circulación de convoyes de mercancías por el litoral de Tarragona es una cuestión por resolver. Foto: Pere Ferré

La circulación de convoyes de mercancías por el litoral de Tarragona es una cuestión por resolver. Foto: Pere Ferré

Cuando todos los plazos para la instalación del tercer carril se han incumplido, se están planteando nuevas posibilidades de cara a garantizar la salida de las mercancías con ancho internacional desde Tarragona. 

Los cambios vienen dados por las modificaciones que ha hecho el propio Ministerio de Fomento en el trazado del Corredor del Mediterrani entre Vandellòs y Tarragona. Con el desdoblamiento estaba previsto que este tramo pasaría a ser íntegramente en ancho internacional. Después, la anterior ministra, Ana Pastor, dijo que a petición de las empresas y de las operadoras no podía prescindirse del ancho ibérico, por lo que decidió mantener el estándar ibérico e instalar un tercer carril en una de las vías. Opción que su sucesor en el cargo, Íñigo de la Serna, ha descartado, ya que hace quince días en València afirmó que este tramo será en ancho internacional en ambas vías, que se adaptarán cuando entre en servicio el tercer carril entre Castellbisbal y Vila-seca.

La decisión viene dada por un cambio de opinión respecto al tercer carril, que se ha visto que quizás es una solución más económica, pero que ha comportado muchos problemas en aquellos tramos en los que se ha instalado, como es el caso del tramo València-Castelló.

¿Qué implican estos cambios? En primer lugar que, con la nueva configuración, se está dibujando un mapa con los pasajeros por el interior, mientras que las mercancías pasarán por el centro de los núcleos de población, siguiendo la línea de costa. Esto no sería así si los convoyes de carga procedentes de València, junto con los que saldrán de Tarragona, pudieran incorporarse al Corredor del Mediterrani y continuar hacia la estación de Camp de Tarragona, donde se incorporarían a la línea del AVE Madrid-Barcelona. Pero esta posibilidad  técnicamente no es factible, dadas las pendientes en alguna parte del trazado y que el peso de los convoyes de mercancías supone una fricción y un desgaste en las vías que hace que a día de hoy en España la alta velocidad tan solo sea para los pasajeros. 

Los problemas que ha generado el tercer carril ha despertado reticencias

Los interrogantes están ahora sobre el paso de las mercancías por Tarragona ciudad. Y cada vez se habla más abiertamente de volver a apostar por la recuperación de la línea Reus-Roda y olvidar el proyecto del tercer carril o reducirlo a la mínima expresión.

Una alternativa que, según ha podido saber el Diari, se estaría estudiando seriamente desde el Ministerio de Fomento, a pesar de que su titular apuntó la semana pasada que sigue adelante el tercer carril en el tramo Castellbisbal- Vila-seca. El diputado de Podemos en Madrid, Fèlix Alonso, asegura que «me da la sensación de que Adif es consciente de que la solución no era la óptima, pero que se tomó dadas las circunstancias de necesidad, y que ahora estaría dando marcha atrás». En este sentido, el también alcalde de Altafulla presentó el pasado jueves una pregunta al Congreso con la finalidad de conocer las intenciones respecto a la voluntad real o no de recuperar la línea Reus-Roda.

Liberar la fachada

Las plataformas a favor del transporte público también se decantan por esta opción. Proponen que inicialmente podría condicionarse tan solo una vía, que desde Reus comunicaría con Roda de Berà, resiguiendo el trazado antes de ser desmantelada, excepto en aquellos tramos en los que la línea cruzaba por el interior de núcleos de población como La Pobla de Montornès. Proponen que esta línea ya sea con ancho internacional, para evitar el tercer carril. «Nos permitiría dejar la fachada más limpia y con una cifra de circulaciones más razonable», argumenta el portavoz de la PTP en el Camp de Tarragona, Daniel Pi.

Fomento está estudiando la recuperación de la antigua línea Reus-Roda

La propuesta que están ultimando tanto la PTP como la PDF.Camp contempla la reducción del tercer carril a la mínima expresión. El by-pass de Altafulla cerraría el círculo, de forma que los trenes de pasajeros de altas prestaciones podrían llegar al centro de Tarragona, mientras que las mercancías no cruzarían por delante de la línea de costa, sino que seguirían en dirección sur hacia Reus.

El portavoz de la Pdf.Camp apunta que es una solución que «en cuatro años» podría estar en marcha. «El problema son los trámites administrativos, pero se trata de consensuar una postura desde el territorio de forma que el Ministerio no pueda echarse atrás».

Temas

Comentarios

Lea También