Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

'Pensé que podía morir, pero me he curado de la hepatitis C'

Dos tarraconenses relatan su lucha contra la enfermedad. Más de 65.000 afectados han sido tratados con los nuevos fármacos. El 97% de los tratamientos son efectivos, según Sanidad

Xavier Fernández/EFE

Whatsapp
José Joaquín Sanz, de 57 años, ha padecido hepatitis C durante casi 30 años. Ahora está curado. Foto: lluís milián

José Joaquín Sanz, de 57 años, ha padecido hepatitis C durante casi 30 años. Ahora está curado. Foto: lluís milián

«He recuperado el tiempo perdido. Sentí una alegría inmensa cuando me curé. Es como quitarte de un peso encima. Pensé que iba a morir pero me he curado de la hepatitis C», explica José Joaquín Sanz. «Cuando me dijeron que me había curado, no me lo podía creer. Es como volver a nacer», apunta Isabel Mosquera.

Los tarraconenses José e Isabel son dos entre las más de 65.000 personas que han sido tratadas ya con los fármacos innovadores desde la puesta en marcha del plan estratégico contra la enfermedad. En el 97% por ciento de los casos estos tratamientos han resultados efectivos.

El secretario general del Ministerio de Sanidad, Javier Castrodeza, compareció ayer en la comisión de Sanidad y Servicios Sociales del Congreso, donde se rindió homenaje al doctor Joan Rodés Teixidor, el hepatólogo recientemente fallecido y que en 2015 lideró el Comité Científico encargado de elaborar el Plan Estratégico Nacional para el Abordaje de la Hepatitis C.


Una larga lucha
Los casos de Isabel y José Joaquín son similares. Ambos recibieron un tratamiento de tres meses tras una larga lucha para ser incluidos entre los enfermos a los que la Seguridad Social sufraga el costoso tratamiento.

Hasta llegar a ingerir los comprimidos que han hecho desaparecer el virus, Isabel pasó «un periodo de pesadilla y tortura. ‘Que ahora viene, que ahora llega el tratamiento’, pensábamos, pero el tiempo pasaba. Conozco a una persona a la que el tratamiento se le suministró cuando ya era demasiado tarde y falleció».

Juan José estuvo entre los cientos de afectados de hepatitis C y sus familiares que se manifestaron una y otra vez hasta que el Gobierno del PP diseñó el mencionado plan estratégico. «Si no llegan a salir esos medicamentos, no había solución. Ha sido un milagro», relata Juan José. Ha convivido con la enfermedad durante treinta años. «Aunque no lo parezca, la hepatitis C es incapacitante. Me sentía en inferioridad de condiciones respecto a las demás personas», dice.

Isabel padece insuficiencia renal y ha sido transplantada dos veces. Cree que en las transfusiones previas al primero de los transplantes se contagió de la hepatitis C. Ahora se siente feliz de haberse curado y celebra que los análisis revelan que el hígado le funciona sin problemas. Sin embargo, lamenta que el tratamiento le llegó tarde y su hígado está afectado por una cirrosis «que no se curará». «Siento impotencia. Estoy cabreada. No me dieron el tratamiento a tiempo. No quiero ni recordar», concluye.

Temas

  • TARRAGONA

Lea También