Piden 12 años por violar a una joven de 13 años inconsciente en Tarragona

Antes habían estado consumiendo vodka y marihuana en casa de una amiga. Después, el acusado y la víctima acudieron a la Remullada, porque eran las Festes de Sant Magí

ÀNGEL JUANPERE

Whatsapp
Los hechos habrían ocurrido en los jardines del Camp de Mart.  FOTO: DT

Los hechos habrían ocurrido en los jardines del Camp de Mart. FOTO: DT

Un ciudadano senegalés acusado de haber violado a una adolescente de 13 años en los jardines del Camp de Mart durante las Festes de Sant Magí de 2016 se enfrenta a doce años de prisión y después doce años de libertad vigilada por un delito de agresión sexual por violación a víctima menor de 16 años, con la agravante de abuso de superioridad.

Además, según petición de la Fiscalía, el encausado no podrá acercarse a menos de mil metros de la víctima hasta un año después de salir de prisión. Tampoco podrá ejercer empleo o cargo público, profesión u oficio que conlleve contacto regular y directo con menores de edad durante 17 años. El fiscal, en su escrito de acusación, también pide el pago de una multa de 1.350 euros por un delito de lesiones. Y finalmente, en concepto de responsabilidad civil, se enfrenta al pago de 60.000 euros por daños morales.

El acusado, conocido por el alias de Nemo y con permiso de residencia en España, había quedado con la víctima, siendo consciente de su edad. Entre las 10 de la noche del 18 de agosto de 2016 y la una de la madrugada del día 19 quedaron con una amiga de ella en la zona de la estación de tren de Tarragona. El procesado adquirió dos botellas de vodka en un establecimiento, alcohol que consumieron –al igual que marihuana– en el domicilio en la amiga, situado en la Part Alta de la ciudad.

«Intoxicación etílica»

El procesado y la denunciante se dirigieron a la Festa de la Remullada, en la Plaça del Rei. En un momento determinado, argumenta el fiscal en el escrito de acusación, «aprovechando la especial vulnerabilidad de (...) por afectación por el estado etílico que presentaba, con un grado de 0,49 g/l en sangre, lo que se equipara con intoxicación etílica» y su afectación por el consumo de cannabis, el encausado violó a la joven en una zona de los jardines del Camp de Mar donde no había nadie. Aprovechó que la víctima estaba inconsciente.

La víctima sufrió lesiones en diferentes partes del cuerpo, por las cuales reclama una indemnización.

Temas

Comentarios

Lea También