Pólvora francesa para despedir los Focs de Tarragona

Aquarêve Artificie lanzó 456 kilos de material pirotécnico en el cierre de esta edición del Concurs Internacional 

Núria Riu

Whatsapp

La vigesimonovena edición del Concurs Internacional de Focs Artificials de Tarragona ya es historia. Un certamen que ayer se cerraba con la actuación de la pirotecnia francesa Aquarêve Artificie y que por fin pudo disfrutarse en su plenitud debido a la ausencia de humo. Los que peor lo pasaron fueron los que habían salido a mirarlo desde uno de los barcos que ofrece esta oportunidad, que vieron como el viento les venía de cara y poco a poco la visibilidad iba quedando tapada.

Fue un espectáculo diferente. Muy visual, con una gran variedad de figuras y poco ruidoso. De hecho, hubo largas ratos en los que el público se quedaba mirando sin que se escuchara el tradicional estruendo que acompaña cualquier castillo de fuegos. Y es que la compañía francesa ofreció una despedida que muy poco tenía que ver con los espectáculos que se habían visto estos días, con una notable influencia valenciana.

Esto hizo que algunas personas entre el público se mostraran un poco inquietas. ¿A ver si se les habrá mojado la pólvora? Pero no. Cuando cerca de las ocho de la noche empezó a llover intensamente, los técnicos ya habían acabado con todo el montaje y habían podido tapar todo el material con plásticos. De esta forma, a las 22.30 horas de la noche podía empezar de forma puntual el espectáculo.

Foto: Pere Ferré

Hubo cohetes, cortinas de colores e incluso lanzaron ráfagas con el azul, el blanco y el rojo de la bandera francesa. En total quemaron alrededor de 456 kilos de material pirotécnico en un espectáculo que duró unos 17 minutos y que se reservó para la traca final todo el ruido. «Ha ido in crescendo, lo han quemado todo en el último minuto», decía Antonio Castro a su mujer. Sin embargo, ella se mostraba encantada. «A mi es que me ha gustado mucho. Es un estilo muy diferente», añadía. Y es que el público tarraconense empieza a tener un nivel de conocimiento y exigencia que después de cuatro noches seguidas se nota. La compañía presentó un espectáculo pirotécnico marcado por un estilo centroeuropeo, más sobrio, centrado en los efectos digitales como hilo conductor.

Nacida en 1991, la empresa francesa está especializada en el diseño de espectáculos piromusicales, performances y la creación de efectos especiales para espectáculos.

La pirotecnia Aquarêve Artificie tiene una trayectoria internacional tras haber disparado también en Biauzzo (Italia), en las ciudades francesas de Thionvelle y Metz, así como en la Vinexpo de Bordeaux.

Comentarios

Lea También