Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Quejas de los transportistas por la falta de horas en la ITV para camiones y autocares

En el Camp de Tarragona sólo las estaciones de Vila-seca-Reus y Montblanc atienden vehículos de más de 3.500 kilos. No hay visitas disponibles en las próximas cuatro semanas

Àngel Juanpere

Whatsapp
La tractora de un camión, pasando la ITV el pasado viernes en la estación de Vila-seca-Reus. FOTO: Alba Mariné

La tractora de un camión, pasando la ITV el pasado viernes en la estación de Vila-seca-Reus. FOTO: Alba Mariné

Los transportistas de la zona de Tarragona y Reus han puesto el grito al cielo. Tienen verdaderos quebraderos de cabeza cada vez que uno de sus camiones o autocares tiene que pasar la ITV. Y ello porque en al zona centro del Camp de Tarragona sólo lo pueden hacer en la estación de Vila-seca-Reus. Y esta no ofrece, a través de su página web, horas libres para realizar este trámite porque se encuentra saturada por determinadas empresas, según algunas fuentes. Por ello, se ven obligados a tener que acudir a Tortosa o Vilafranca del Penedès, lo que acarrea más gastos y tiempo. 

El Diari quiso reservar ayer a las 13.30 horas para pasar la ITV de un camión. Ni en Vila-seca-Reus ni en Montblanc había hora antes el 17 de mayo, fecha hasta la que alcanza el calendario de la web. En cambio, en Tortosa había para prácticamente todos los días de la misma franja y quedaban algunos huecos en Vilafranca.

Josep Maria es uno de los empresarios afectados. Tiene dos camiones en su flota. Y a ambos les caducaba la ITV este mes. Desde hace semanas se conectaba a la página web de Applus para pedir cita en Vila-seca, pero no había ninguna hora disponible. Y así día tras día, según relata. Finalmente, acudió a las oficinas  y le atendió personalmente el director: «Me solucionó el problema, pero como un favor personal».

El empresario recuerda que el problema se dio hace unos años y se solucionó. Pero desde hace unos tres meses ha vuelto. Él cree que es porque hay dos empresas que acaparan  prácticamente todas las horas antes que salgan por internet. Reconoce que el tiempo que los operarios invierten en revisar un camión pueden hacer lo mismo con cinco turismos, por lo que no es tan rentable económicamente. Finalmente, comenta que si un empresario tiene un chófer que cada día va a Barcelona no le importa parar en Vilafranca del Penedès porque le viene de ruta, pero para los que se mueven por la zona de Tarragona les es un gran inconveniente.

Inicio de conversaciones

La Federació Empresarial d’Autotransports de Tarragona (FEAT) es la patronal que agrupa tanto a las empresas de camiones como de autobuses. Su secretario general, Josep Lluís Aymat, apuntaba al Diari que son conscientes de la problemática, que se tratará en la próxima junta directiva. El pasado martes se reunieron con responsables del Departament d’Empresa, Indústria i Energia de la Generalitat para abordar el tema. Añadía que desde el ente autonómico no han detectado que las estaciones estén funcionando de forma incorrecta.

Los afectados tienen que desplazarse hasta Tortosa o Vilafranca, donde sí dan cita

«Diversos asociados nos han mostrado sus quejas por los problemas que les ocasiona esta situación. Hay verdaderamente una preocupación en el sector», comentaba. Por ahora, no saben por dónde pasa la solución, aunque esperan encontrarla próximamente. Lo que está claro, indicaba, es que «hay una insuficiente oferta en las estaciones de ITV ante el tamaño de la flota de vehículos pesados del Camp de Tarragona. Necesitamos que se amplíe la capacidad de la estación de Vila-seca-Reus».

Aymat reconocía que «la solución es complicada». Por ello, pedirán una reunión con responsables de Applus –la empresa que gestiona las estaciones de la zona– para abordar la problemática y buscar una solución. Una de ellas pasaría por poner alguna línea más para vehículos industriales. 

La estación de Tarragona no está preparada para atender los vehículos de más de 3.500 kilos debido a su reducido espacio, que haría inviable que los grandes camiones o autocares pudieran maniobrar dentro del recinto. Por ello, la solución pasa por la estación de Vila-seca-Reus

El responsable de la FEAT rechaza que el problema sea que dos empresas acaparen las horas. Lo que pasa, según él, es que debido a la gran flota de vehículos que tienen pueden programar las revisiones a largo plazo sin tener que alterar sus planes de trabajo y sin desatender a los clientes. 

El Diari se puso en contacto con la empresa Applus para conocer su versión de los hechos, sin obtener respuesta.

Temas

Comentarios

Lea También